Colinas de vides del prosecco son patrimonio mundial
La zona de Véneto es famosa por producir el popular vino espumante / Foto vía: 123rf.com

El pasado 7 de julio, durante la 43ª reunión de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), las míticas colinas de vides del prosecco, famoso vino espumante, ubicadas en Conegliano y Valdobbiadene (Véneto, Italia), fueron nombradas Patrimonio Mundial de la Humanidad en la categoría de “paisaje cultural”.

Durante la cita realizada en Baku, Azerbaiyán, del pasado 30 de junio al 10 de julio, el comité evaluó 35 nuevas propuestas para formar parte de la lista del patrimonio, en la que la del espumoso logró el aval.

El origen del prosecco

Colinas de vides del prosecco son patrimonio mundial
Las colinas fueron reconocidas por su valía cultural y su atractivo visual / Foto vía: 123rf.com

“Situado al nordeste de Italia, este sitio abarca una parte del paisaje formado por terrenos de viñedos en los que se produce el vino prosecco”, cita el comunicado oficial de la Unesco. Resaltan que este paisaje se caracteriza por sus bosques, sus colinas de vertientes abruptas, aldeas y por parcelas de vides cultivadas en terrazas pequeñas llamadas “ciglioni”.

El informe determina que la mano del hombre ha sido muy notable en la locación, adaptándola a sus necesidades con el pasar de los años. Asimismo, explica que, desde mediados del siglo XVII, esta manera de cultivo en terrazas fue creando un aspecto de mosaico con las viñas “alineadas paralelamente y situadas en posición vertical con respecto a la pendiente de las colinas”. Luego, durante el siglo XIX, la vegetación cobró más vida y vistosidad por el método de emparrado (construir estructuras con palos amarrados) de las viñas, llamado “bellussera”.

Una zona llena de tradición

Colinas de vides del prosecco son patrimonio mundial
Los viñedos abundan en todas las localidades de Conegliano y Valdobbiadene / Foto vía: 123rf.com

Gian Marco Centinaio, ministro italiano de Asuntos Exteriores y de Agricultura, indicó que el nombramiento significa un gran avance y logro para el producto. Durante el último año, las exportaciones de prosecco crecieron hasta en 21%, convirtiéndolo en el vino de este país más comercializado en el mundo.

Por otro lado, Innocente Nardi, presidente del Consorzio de Denominazione di Origine Controllata e Garantita (D.O.C.G), resaltó el valor de los productores de Conegliano y Valdobbiadene. Según indicó, su trabajo estuvo la clave para ser considerados por la Unesco.

Así, las Colinas de vides del prosecco de Conegliano y Valdobbiadene, se convierten en el patrimonio 55 nombrado por el organismo en territorio italiano.

También le puede interesar: Estas zonas del vino son Patrimonio de la Humanidad

Comments

comments