Cata de vinos en casa
Organizar una en la tranquilidad del hogar es totalmente posible

Asistir a una cata de vinos es de las actividades favoritas para muchos amantes de la bebida. Aunque el confinamiento impida por ahora ir a lugares donde se realicen, esto no significa que no se puedan hacer en casa.

Organizar una cata casera es el motivo perfecto para reencontrarse con el vino, además de ser muy entretenida para llevarla a cabo en familia y compartir opiniones y apreciaciones.

Darle un sentido

Denominaciones de origen en España
Seleccionar vinos que tengan un punto en común puede ser buena idea

Un consejo para una cata de vino en el hogar es hacerla “temática”. Esto puede ser escogiendo vinos de una Denominación de Origen (DO) determinada, un tipo de uva o de una bodega en particular.

Mejor a ciegas

Siempre es recomendable que el proceso se haga totalmente a ciegas para evitar que la etiqueta interfiera en el criterio de quien prueba el vino. Hacerlo así hará que los sentidos y sensaciones tengan mayor peso en lo que se percibe.

No reutilizar copas

Askar. Copa vino tinto
Cada vino debe tener su propia copa

Es importante tomar en cuenta que cada vino debe tener una copa diferente, algo que quizás se puede ignorar en casa. Esto es para evitar que se mezclen sabores y que se altere el perfil de un vino en específico. Las copas deben estar debidamente limpias y secas.

Todo a la mano

La idea es organizar una cata de vinos agradable, por lo que se aconseja acomodar bien el ambiente para amenizar con los presentes. Tener listo el sacacorchos y otros utensilios, colocar un mantel especial (preferiblemente blanco o de color claro) y otros factores harán que el momento sea más agradable.

Cuidar la temperatura

tomar vino
Según su tipo, cada vino debe servirse a una temperatura específica

Para que el vino muestre su mejor cara, hay que servirlo en su temperatura ideal. Usualmente estas son entre 6ºC y 8 ºC para blancos y rosados y el tinto entre 17 ºC y 20 ºC.

Maridaje como agregado

Si se quiere una experiencia más completa, se pueden preparar comidas que armonicen con los vinos a catar. Una investigación previa será suficiente para dar con recetas excelentes para cada botella.

Atender bien la fase visual

Wine Scholar Guild aprender de vino
Observarlo bien es fundamental antes de olerlo y probarlo

Hay que darse el tiempo necesario para apreciar la bebida a través de la copa. Observar y anotar sus tonos, entre otros elementos, es parte importante de la cata.

Un consejo frecuente

Puede que los menos conocedores no estén al tanto de la manera apropiada para sostener la copa. Esto debe hacerse por el tallo y no por el cáliz, pues lo último acelerará el calentamiento del vino.

Un paso importante es girar la copa ligeramente para que el líquido se adhiera a las paredes, formando las conocidas lágrimas.

La importancia del olfato

Sentido del Olfato en una cata de vino
El sentido del olfato influye en la apreciación del vino

Antes de beberlo, hay que olfatearlo bien. Percibir los aromas que ofrezca, bien sean frutales, amaderados, florales u otros. Es muy importante para complementar, posteriormente, con el gusto.

El momento de degustarlo

Todo vino hay que apreciarlo. Desglosar poco a poco su cuerpo, su textura, sus sabores, su dulzura, su acidez y más. Este momento es muy buena para tomar nota, compartir opiniones y empezar a notar diferencias claves entre un ejemplar y otro.

Siempre en compañía

Escoger el vino para maridaje
Compartir una buena botella siempre la hará mejor aún la cata de vinos

Bien sea con la familia o con personas que nos acompañen en casa o a través de una videollamada, lo esencial es que sea un espacio para la unión tanto presencial como a la distancia.

También le puede interesar: Clases online en SkillShare para amantes de la cocina

Con información de ElEconomista y BodegasMurilloViteri

Comments

comments