tempranillo

Los vinos elaborados a partir de cabernet sauvignon son muy populares y apreciados, esta uva es base para una cantidad relevante de vinos tintos de buena calidad tanto del Viejo Mundo como del Nuevo Mundo. Los caldos producidos con la cabernet sauvignon se suelen caracterizar por sabores delicados y aromas a frutas del bosque tales como cerezas, moras y frambuesas, con notas de madera que denotan complejidad y matices picantes. Es exitoso casar aperitivos de sabores intensos y texturas imponentes con el cabernet sauvignon para asegurar que el vino se mezcla bien con sus entremeses.

Cabernet sauvignon y abrebocas

Es ideal, por ejemplo, combinar los quesos añejos, de sabores fuertes, con esta variedad de uva. Quesos como el cheddar o el Parmigiano Reggiano, hacen excelente par con los cabernet. También es recomendable acompañar aperitivos de curados y embutidos de sabores protagónicos, como jamones.

Así mismo, un pequeño abreboca con el que podemos complacer los invitados, acompañado de una copa de un vino de calidad hecho a base de cabernet sauvignon, puede ser: un rollo de lechuga romana relleno de jamón serrano, con un tanto de crema de queso brie, sal gruesa y pimienta. Servido a temperatura ambiente. También, platos con vegetales de cierto grado de amargor: coles de Bruselas asadas a la parrilla o brócoli al dente con un dip de una salsa cuatro quesos. El amargor de ciertos vegetales hace buen balance con los taninos comúnmente presentes en la cabernet sauvignon.

Comments

comments