El té Rooibos, también conocido como Rooibos tea, es originaria de la ciudad de Cederberg, Sudáfrica. Esta bebida ha ganado popularidad estos últimos años. Parte de su gran auge se debe a su sabor dulce y aroma suave así como, también, a sus grandes beneficios.

La infusión de Rooibos suele confundirse con el té rojo por emular algunas de sus propiedades. Sin embargo, existen dos grandes diferencias entre estas dos bebidas. La primera de ellas es que el Rooibos no es realmente un té, sino más bien una infusión. Esto se debe a que no proviene de la planta Camellia Sinesis —como la mayoría de los tés—, sino de un arbusto llamado Aspalathus linearis. La segunda gran diferencia es que no posee teína, cafeína o cualquier otro estimulante.

 Versatilidad de sabores y colores

Las hojas de Rooibos se dividen dos grupos: los de hoja verde y los de hoja roja. El primero de éstos obtiene la pigmentación verde por no pasar por el proceso de secado y fermentación. Razón por la que conserva su color natural verde claro. Este tipo de Rooibos posee más antioxidantes y, por lo general, es fusionado con otras hierbas para potenciar su sabor.

El segundo grupo, el de hojas rojas, obtienen dicha coloración por el proceso de fermentación y exposición al sol. Dicho proceso le otorga una pigmentación ámbar.

¿Cómo preparar la perfecta taza de té Rooibos? Es muy fácil. Calentar una taza de agua, casi hasta llegar a punto de ebullición, y añadir una cucharada de hojas de Rooibos. Dejar infusionar cinco minutos y disfrutar.

Beneficios de principio a fin

La infusión de “té” Rooibos es un manojo de bondades para el organismo. Al ser totalmente libre de cafeína y teína, es apto para ser tomado a cualquier hora del día. También, es apto para niños, mujeres embarazadas, personas hipertensas y durante la lactancia materna.

Entre sus otros grandes beneficios se destaca su gran acción contra el hígado graso, problemas de la piel; alivia el estrés y problemas estomacales; fomenta la buena digestión, la salud bucal y resulta en un gran aliado para la pérdida de peso.

Rooibos, más allá de la taza

Los usos del Rooibo van más allá de una infusión. Esta planta resulta en una gran aliada para ablandar carnes de caza así como, sustituir el agua en guisos y estofados para realzar los sabores. Por otra parte, la infusión de Rooibo es ideal para ablandar rápidamente todo tipo de legumbres.

La versatilidad de la infusión de Rooibo no se  limita únicamente a platos salados. Al momento de preparar confites y mermeladas se puede añadir ésta infusión. Al hacer esto, todos los sabores de las frutas se potenciarán exponencialmente. También es mezclado con chocolates, fresas, naranjas y especias, como el cardamomo.

Comments

comments