Té con melocotón refrescante
Té con melocotón refrescante

El té con melocotón es delicioso, y cuando llega el buen tiempo empiezan a apetecernos este tipo de bebidas frías y refrescantes. Muchas personas lo beben habitualmente caliente en los meses más fríos, pero también es una bebida muy apetecible en los meses de más calor, siempre y cuando se tome frío. El té es muy aromático de por sí. En bebidas frías resulta aún más delicioso combinándolo con otros ingredientes.

El té con melocotón es una buena alternativa a refrescos y a cócteles. Es un sorbo refrescante y muy fácil de preparar.

El té es originario de China, aunque se toma en todo el mundo, y es una de las bebidas más consumidas. Tiene gran contenido en antioxidantes además de algunas vitaminas, reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, es diurético y, por sí solo, acalórico.

El melocotón también es rico en antioxidantes, vitaminas y minerales, además de ser una fruta de temporada especialmente deliciosa.

Para este refresco casero hemos elegido elaborarlo con té Earl Grey. El denominado así, es un té muy aromático, gracias a la bergamota, que casa a la perfección con el perfume del melocotón maduro.

Receta de té con melocotón

Ingredientes

  • 1 melocotón grande maduro (o dos medianos)
  • 120 ml de agua
  • 100 g de azúcar moreno o panela
  • 1,5 litros de agua
  • 2 cucharadas soperas de Earl Grey (en su defecto, 5 bolsitas de Earl Grey)
  • Hielo

Elaboración

En primer lugar, debemos elaborar un sirope de melocotón. Para ello, lavamos y cortamos el melocotón en finas rodajas. Paralelamente, ponemos a calentar 120 ml de agua y añadimos el azúcar hasta que se disuelva, sin dejar quemar. Una vez disuelta, añadimos el melocotón. Dejamos cocinar durante 5 minutos, removiendo y evitando que se queme. Retiramos y tapamos dejando infusionar.

Por otro lado, llevamos el litro y medio de agua a punto de ebullición. Retiramos e infusionamos el té durante 4 minutos. Si lo dejamos más tiempo, corremos el riesgo de que nos quede demasiado amargo.

Transcurrida la media hora de reposo del sirope, lo colamos y lo añadimos al té. Mezclamos bien y lo dejamos enfriar en una jarra en el frigorífico. Cuando esté frío, servimos en vaso largo con un par de hielos.

*Si se prefiere un té de melocotón bajo en calorías y sin teína, podemos sustituir el té por un Earl Grey desteinado y el azúcar por xilitol, Stevia o un edulcorante de su preferencia. Eso sí, el sirope deberá elaborarlo únicamente con el melocotón. El edulcorante se añade cuando haya mezclado el sirope con el té.

También le puede interesar: Té negro con helado de vainilla, moras y sirope de lavanda

Comments

comments