The Cauldron Magical Pub
Los visitantes elaboran los cocteles como si fueran pociones mágicas / Foto vía: TheCauldron.io

Un destino que une lo mejor de los tradicionales pubs británicos con el llamativo mundo de la magia. The Cauldron es un lugar donde los visitantes jugan a ser brujos y hechiceras al preparar sus propias bebidas entre calderos y varitas.

El concepto fue iniciado por Mathew Cortland, quien se ha confesado un gran fanático de la literatura y cine de tipo fantástico. Según explicó, su intención era llevar toda esta temática al mundo real y así surgió el bar.

The Cauldron Magical Pub
Con una varita y un libro de recetas los clientes hacen las bebidas / Foto vía: TheCauldron.io

En primer lugar, la iniciativa se presentó como un pop-up en Londres, pero fue tan bien recibida por los lugareños que se estableció como un local en la capital inglesa. Hoy en día tienen sedes en Dublin (República de Irlanda), Edimburgo (Escocia) y Nueva York (Estados Unidos).

Una experiencia diferente

The Cauldron Magical Pub
Cada receta culmina en un espectáculo visual / Foto vía: TheCauldron.io

Nada más al cruzar las puertas, los visitantes se sumergen en un ambiente que evoca a la imaginación y que está lleno de referencias a historias como Harry Potter, El Señor de los Anillos, Juego de Tronos y hasta algunas más de otro género como Star Wars, entre otras. Incluso, al entrar los visitantes deben vestir con batas para simular ser magos y recibirán una varita para realizar diversas actividades.

El principal atractivo en The Cauldron es que propone una experiencia interactiva. Cada persona debe preparar sus propios cocteles, combinando los ingredientes en calderos humeantes como si se tratara de pócimas.

The Cauldron Magical Pub
El bar explora la mixología molecular / Foto vía: TheCauldron.io

Los clientes deben buscar los ingredientes en una despensa que bien pudiera ser la de una bruja malvada. Se seleccionan los necesarios para preparar la bebida y se siguen los pasos suministrados por el bar para elaborarla. Sin embargo, también hay libertad para crear una receta con sello personal.

Asimismo, el equipo del pub también experimenta con la mixología molecular, creando nuevas maneras de presentar las bebidas alterando su composición química.

Sin duda, un recinto para vivir momentos inolvidables repletos de tragos.

También le puede interesar: La realidad aumentada llega a los cocteles

Comments

comments