Mezclar bebidas energéticas con alcohol es una moda que se ha ido incrementando en diversos países. Esta combinación podría resultar perjudicial para la salud de las personas que consumen tales tragos.

Un estudio realizado por un centro de investigación ubicado en Canadá así lo afirma. Los resultados, un incremento en cuanto a lesiones considerables y accidentes de tránsito.

La investigación clasifica aquellas accidentes no intencionadas (como caídas), y de violencia, como peleas. Esto se debe a la ingesta de bebidas energéticas con licores y aguardientes.

Lo más recomendable es compartir algunos tragos entre amigos pero con las mezclas adecuadas.

El resultado reseña que esto ocurre porque la persona no percibe su embriaguez ante lo estimulante de la cafeína.

Es decir, una persona bajo los efectos del alcohol se siente cansada. Mientras que alguien que ha bebido tal combinación subestima lo intoxicado que está.

Comments

comments