El vodka
Foto: 123rf

En el mundo del consumo de alcoholes, las cifras de consumo global han crecido de manera vertiginosa en los últimos años, acompañado también en el decrecimiento de consumo en bebidas como el escocés o la cerveza, pero tomando nuevas posiciones el vodka, tequila y ron. A la punta de estas tendencias, se ubica el vodka como la bebida rey de los ratings de consumo y todo debido a una cuidadosa estrategia de imagen y penetración, a través del uso de sabores y aromas y una altísima inversión creativa en lo que a mercadeo se refiere.

Muchos han sido los casos que han generado estudios, entre ellos el de la creación, lanzamiento del Grey Goose a quien se le debe que la denominación de origen rusa del vodka se desplazara a Francia y la colocara en el plano de  la casa de los mejores vodkas del mundo, originando así un nuevo mapa. Imagine usted que cualquier otro país desplazara al escocés y a su denominación de origen británico, increíble fuera. Pues bien, la categoría del vodka ha crecido de tal manera, que hoy en día se le considera el motor en las ganancias de muchos bares en el mundo, paseándose a través de la línea de precios de manera ordenada y moderada, a cambio de muchos sabores y alto octanaje en calidad. La versatilidad del vodka da origen a un negocio muy rentable que es la creación de cócteles diversos y hasta hoy en día vemos como un hand made vodka llamado Titos está ganando sitial en el mundo del vodka, donde una vez más, sin importar su denominación de origen y hecho de manera artesanal, ha ganado diversos concursos este ejemplar de origen texano americano.

Sabores del vodka

El uso de sabores en el vodka, ha generado también una nueva tendencia de consumo; mientras muchas bebidas han quedado en su origen -preservando su historia-,  el vodka va de la mano con la nueva tendencia mundial en el mercadeo de nuevas sensaciones. Es como adentrar al consumidor en el uso de la experiencia 360, en que no solo el sabor es importante, sino también como a la vista y olfato se desarrollan nuevas tendencias en el uso de la bebida, abriendo nuevos nichos de mercados no imaginados con anterioridad y brindando oportunidad a nuevas marcas que comienzan su desarrollo en ciertos estratos que cada quien considera estratégico.

Vodkas con sabores a quínoa, ron y maple, naranjas, uva y parchita, manzana, guindas, cítricos, pepino orgánico, en fin, una alta gama de productos de gran calidad, hechos inclusive en pequeñas producciones y montados en la ola que busca ese consumidor activo que va tras productos únicos y de gran calidad.  Otros sabores que se han introducido son los de galletas, vainilla, algodón de azúcar, cup cake y nos salta a la vista igualmente el uso de bajo en calorías como algunos vodkas están comenzando a destacar recientemente. El año pasado la vodka que cerró con los mayores índices de crecimiento en el mundo fueron las Sobieski, quienes lanzaron al mismo momento además de su marca ocho distintos sabores que van desde caramelo y expresso hasta canela, a unos precios irrisibles con alta calidad y demostrando una vez más al mundo que Polonia sí está en el mapa de las grandes vodkas.

Hoy en día el consumo y ventas de vodka la lidera con 19% Absolut, seguida de Svedla con 15%, Grey Goose con 14%, Pinnacle con 11%, Ketel One con 8%, Stolichnaya con 7%, Three Olives con 6%, Ciroc con 5%, Sobiesk con 4% y otras marcas con 11%.  Como ven, muchas de las líderes en el mundo quizás sean desconocidas por nosotros, pero ciertamente se nos abre la posibilidad de dar cabida al proceso de catarsis y aplicar los factores clave del éxito del vodka en nuestras cuitas entre amigos, la innovación, la calidad y el estilo debe prevalecer sobre todo.

 

Por: Rafael Egañez

Comments

comments