Tequila Satryna
Los diseños de las botellas evocan al día de los muertos y las catrinas / Foto vía: Velvet-Mag.lat

Normalmente, se tiende a relacionar el negocio del tequila con lo masculino. Sin embargo, la marca Satryna rompe los estereotipos del negocio, con una dirección totalmente femenina.

Lanzada al mercado a mediados de año, la firma presenta sus destilados de agave como totalmente artesanales y Premium. En tiempos recientes, han ganado popularidad por sus llamativas botellas, que evocan al famoso día de los muertos y a la figura de las catrinas, esqueletos con prendas de mujer popularizados a inicios del siglo XX.

Espíritu mexicano

Tequila Satryna
Satryna cuenta con cuatro variedades de la bebida: blanco, reposado, cristalino y añejo / Foto vía: Velvet-Mag.lat

La creadora de la empresa es la mexicana Nitzan Marrun, quien creció en una familia que preparaba su propio tequila. Con el pasar de los años, convenció a sus allegados de dar a conocer comercialmente sus productos.

Así nació Satryna, que cuenta con cuatro presentaciones: blanco, reposado, añejo y cristalino. Según explican, son el resultado de la unión entre técnicas centenarias de fabricación de la bebida y procesos de destilación innovadores. Cada tequila cuenta con propiedades únicas y con un destilado de alta calidad:

Blanco: Caracterizado por su triple destilación sin añejarse. Posee aromas cítricos notables y notas de almendras y especias.

Reposado: Se destila en tres oportunidades para luego envejecerlo por 10 meses en barricas de roble americano. En nariz es notable el olor a caramelo, mientras en boca resalta la vainilla y toques de chocolate negro.

Cristalino: Una bebida que une lo mejor de un añejo y un blanco. Se añeja por 18 meses en barricas de roble americano para luego filtrarse y darle un aspecto más claro. Sus aromas evocan los cítricos y lo dulce del agave. En boca se sienten notas de vainilla, miel y roble.

Añejo: Doce meses en barriles de roble francés y luego otros doce en roble americano le dan una complejidad excelsa. En nariz ofrece una mezcla de caramelo y chocolate y en boca agave tostado, miel, almendras y vainilla.

Cada botella de Satryna posee una ilustración de una calavera con una llamativa máscara para exaltar la cultura mexicana. Además, cuentan con una tapa en forma de cráneo que les da vistosidad.

También le puede interesar: Brandy y coñac, similares pero no tanto

Comments

comments