pacharán
pacharán

Octubre es el mes en el que las tierras de Navarra, España, se llenan de endrinas. Estas pequeñas frutas redondas y de color negruzco son las que dan origen a un licor legendario. Se trata del Pacharán — palabra euskera que significa “endrinas” —, una bebida cuya historia data de más de 600 años.

El licor de Pacharán es una de las bebidas estandartes de Navarra. Tradicionalmente era una bebida artesanal y preparada en casa. No fue sino hasta mediados de los años 50’ que comenzó a popularizarse. Desde entonces ha cobrado mucho auge en Navarra, La Rioja, País Vasco o Aragón.

En vista, esta bebida se muestra con un intenso color rojo con algunos destellos rubíes. En nariz y boca evoca a frutos silvestres frescos, ligeras notas anizadas y un agradable sabor dulce. Por lo general, es servido por como un potente digestivo o como acompañante del postre. También puede disfrutarse con jugos de limón o naranja. Solo con hielo, como un mojito o caliente, como una infusión.

Pacharán, la cura de la reina Blanca de Navarra

El Pacharán es una bebida que destila historia. Cuenta la historia que durante la edad media la reina Blanca de Navarra enfermó. En aquel momento ella se encontraba en el monasterio Santa María de Nieva, en Segovia. Como ya era conocido para ella las bondades del Pacharán  hizo que se las llevarán para curar sus dolores.

Sus bondades no quedaron allí. Existen registros históricos que documentan la existencia del licor desde mediados del XIV. Específicamente en el año 1415, durante la boda de Gonofre de Navarra, hijo del rey Carlos III de Navarra. La historia cuenta que se empleó la bebida de endrinas como digestivo del copioso banquete de bodas.

Comments

comments