bitters

Quien perdiera su antigua popularidad en la coctelería, en estos momentos la está recuperando. Cada vez es más común que, para la preparación de muchos tragos y cocteles, se requiera agregarle algunas gotas de algo llamado Bitters de coctelería.

Con un nombre de origen alemán y conocido en español simplemente como amargo; consiste en un licor de fuertes aromas y de sabor -precisamente- bastante amargo. De su utilización como medicamento pasó a la de digestivo, para luego derivar en la actual: su consumo se hace como ingrediente acompañante de otras bebidas y tragos, siendo poco común beberlo en las rocas o  puro.

Composición de los Bitters de coctelería

Su graduación alcohólica es de 45% y se elaboran a partir de frutas, hierbas, raíces y especies que se destila y cuecen sobre una base de licor. Estos licores aportan un sabor y un aroma especial a los cócteles, en los cuales se suele añadir al final de la preparación como medida para no estropear el trago. Además de esto, los bitters hacen que los sabores de los distintos ingredientes de cóctel se mezclen apropiadamente; es decir, que se unifiquen, evitando así que se perciba cada sabor por separado.

Por su sabor amargo y fuerte, se emplea en pequeñas cantidades, ya que un exceso no resultaría agradable al paladar. Entre los amargos más conocidos, destaca el Amargo de Angostura y el Campari. Algunos de los tragos en los cuales se emplea los bitters son el Martini Rosso, el Manhattan o el Pisco Collins. 

Comments

comments