cocuy

El cocuy es una de las bebidas más antiguas que ha surgido del suelo falconiano y larense. Entre leyendas una de las más populares que cuentan los pobladores es la del indio Sunure , que fue enviado por el gran cacique Manaure a Coro para que este descubriera tierras y así poder formar nuevo pueblos.

En su búsqueda el indio llegó hasta el pueblo de Pecaya, mientras los días trascurrieron Sunnure se topa con una mata, esta le proporcionó todo lo necesario para construir sus chozas. Días posteriores observaron que esta misma planta tenía magueyes y pencas con lo que podían seguir trabajando y así elaborar chinchorros, vestidos, rajaderos que cubrían sus pies. Es ahí cuando se dan cuenta que esta le proporcionará todo lo necesario como la fibra y una especie de líquido que podía beber. Con el pasar del tiempo le da el nombre y como forma de retribuirle decide darle el nombre de Penca de Pecaya.

Las pencas de cocuy son utilizadas por las etnias, chaquetías, jiraharas, ajaguas y gayones. Cuando esta era procesada mediante un hueco en el suelo, en el fondo colocaban una camada de leña y encima unas piedras para luego ser prendida dejaban las pencas y luego se agregaban las piñas, para ser cubiertas y dejarse cocinar por varios días.

Para finales del siglo XVIII, durante el proceso de colonización, los españoles influenciaron a los indios a someter al Cocuy de aplicar el procedimiento del destilado para obtener de su bebida original para las ceremonias en un aguardiente de caña de azúcar.

Con el inicio de la proliferación de los alambiques favoreció la producción y el consumo de esta bebida alcohólica. En el año 1768 comienza el consumo del derivado del Cocuy, además de iniciar un reconocimiento de sus propiedades medicinales en su estado más puro.

Para esta época la fabricación de este destilado alcanzó su más alto grado de popularidad, dejando claro que este licor se convierte en un  importante rubro manufacturero en el estado Lara y Falcón.  Estos productos tenían una gran fama en una licorera bastante popular llamada “La Joya”, fundada en el año de 1972, ahí se servían su propia producción de Cocuy refinado que llevaba por nombre la botella Coñac Cocuy Valensey, que logró calar en el mercado de Curazao.

La buena racha y gran fama que ganaba el Cocuy no duraría mucho tiempo, es lo que llaman los tiempos oscuros y clandestinidad de esta bebida. Para el año de 1908 durante el periodo de mandato de Juan Vicente Gómez comenzó una campaña de descrédito hacia esta bebida, en el libro Aguas Ardientes relata cómo los productores eran buscados y perseguidos por la Guardia Nacional “Cuando Gómez se inició una campaña de descrédito contra el Cocuy, se decía que los campesinos se volvían locos, cometían crímenes…” 

A principios de la década de los años 50, durante el gobierno de Marcos Pérez Jiménez, entró en vigencia una nueva ley de licores. Esta se basaba en una norma donde se establecía que al tener más de 50º de alcohol este no debía circular, esto afectó considerablemente debido a que la bebida por su naturaleza puede llegar en un primer vaciado a 80º. De esta forma el Cocuy entra en una época oscura dentro de la clandestinidad que fue severamente reprimida por el Estado para aquellos productores, junto con la destrucción de los alambiques.

Fuentes:  libro Aguas Ardientes /Programa Agave Cocuy Pecayero 

 

Comments

comments