Sgroppino al limón
Foto: 123rf

Los venecianos saben muy bien cómo mezclar una buena bebida, ¡piensen en un Aperol Spritz o un Bellini! Y su popular sgroppino no es la excepción. Maravilloso limpiador del paladar o digestivo refrescante, este coctel es básicamente una mezcla de sorbete de limón y prosecco.

En las antiguas mesas aristocráticas venecianas se servía entre platos, particularmente, cuando se pasaba de un pescado o marisco a una carne. Hoy día, a menudo se ofrece como bebida después de la cena en lugar de un postre y es común que se complemente con un chorrito de vodka o, más tradicionalmente, limoncello.

Asimismo, hay quien lo mezcla hasta obtener casi la apariencia de un batido frozen, mientras otros lo presentan con la bola de helado flotando. Aunque preferimos la primera, he aquí las dos maneras de prepararlo y… ¡a disfrutar!

Sgroppino al limón

Ingredientes (para cuatro)

  • 2 tazas de prosecco bien frío
  • 2 tazas de sorbete o helado de limón
  • 4 cucharadas de vodka o de Limoncello (opcional)
  • Hojas de menta

Preparación 1

  • Extraiga el sorbete del congelador unos minutos antes de armar el coctel para que se ablande.
  • Coloque el sorbete en un tazón y bátalo a mano hasta que esté cremoso y suave. Puede optar por una licuadora, pero clásicamente se hace a mano.
  • Agregue el prosecco poco a poco (asimismo el vodka o el limoncello si lo desea), batiendo hasta que se incorpore.
  • Sirva en copas tipo flautas o de martini, adorne con una hoja de menta y sirva de inmediato.

Preparación 2 

  • Vierta el prosecco y el vodka (o el limoncello) en dos flautas de champán, dividiendo en partes iguales.
  • Coloque una cucharada de sorbete en cada flauta.
  • Espolvoree con hojas de menta picaditas y sirva de inmediato.

También puede interesarte: Los cocteles veraniegos más populares de Estados Unidos

Comments

comments