Coctel Calimocho vino con refresco de cola
La bebida se popularizó por ser excelente para refrescarse

Para muchos, el vino debe beberse solo, consideran todo un sacrilegio combinarlo con otra bebida. Sin embargo, el calor puede generar situaciones desesperadas que lleven a acciones desesperadas. Así surgió el calimocho, un tradicional y refrescante coctel español.

Está compuesto por vino tinto, generalmente barato y de baja calidad, y refresco de cola negra, a partes iguales. Se dice que tomó gran protagonismo en el País Vasco, donde recibe muchos nombres, como mocho, Rioja libre, Cuba libre de los pobres o ribermocho.

Aunque no se sabe exactamente cuándo surgió la receta, en la segunda mitad del siglo XX ya era muy conocida en la región vasca y en otras del territorio español. Incluso, su popularidad se extendió a naciones como Argentina y Chile, donde se le denomina vinola (entre otros términos) y jote, respectivamente.

En muchas ciudades del norte de España, una de las formas de prepararlo era en un gran botellón. Allí mezclaban los insumos para tener mayor cantidad de la bebida durante el insolente verano.

El coctel se suele servir en un vaso alto con bastante hielo y un chorrito o una rodaja de limón. En la actualidad, hasta se puede conseguir la mezcla ya preparada, embotellada.

 Un frío trago de calimocho

Coctel Calimocho vino con refresco de cola
Aunque sus orígenes son desconocidos, se sabe que comenzó a tomar fama en el País Vasco, en la segunda mitad del siglo XX

Ingredientes

  • 25 litros de refresco de cola negra
  • 750 mililitros de vino tinto

Preparación

  • Verter ambas bebidas en una jarra grande. Remover bien hasta integras y dejar reposar por unos minutos.
  • Servir en vasos con hielo y decorar con una rodaja de limón.

También le puede interesar: Pisco: cuatro cocteles para lucirse con este destilado

Comments

comments