Al notar la creciente tendencia de hacer cerveza casera, el ex trabajador de Microsoft Bill Nitchell, decidió desarrollar un prototipo para hacer más fácil este proceso.

Junto a su hermano Jim y apoyándose en el financiamiento conseguido a través de Internet –en 24 horas logró recaudar 150.000 euros-, Nitchell diseñó una máquina de cervezas caseras que bautizó como PicoBrew Zymatic.

Este aparato tiene un compartimento en el cual se introduce el grano y el lúpulo

cerveza casera

Tres horas después se habrá obtenido una cerveza a la cual se deberá añadir levadura, sellarla (para que fermente) y enfriarla.

La idea ya se encuentra en la fase final de desarrollo y a principios de año se venderán las primeras unidades, que serán vendidas primero en Estados Unidos y Canadá, a un precio de 1.400 euros.

Vía que.es

Comments

comments