Whisky

El whisky, ese destilado de malta que a muchos fascina por su prestancia y potencia, se nos puede presentar de diversas maneras. Las categorías del Whisky escocés definen un estilo y método de elaboración único para cada uno. En nuestro país y en el mundo, es sencillo conseguir tres de estas categorías, las dos últimas son un poco más difíciles de hallar. A continuación describiremos cada una de ellas.

Categorías del Whisky escocés y sus características

  1. Blended Scotch Whisky: Es la primera categoría de Whisky de escocia y la más conocida a nivel comercial. Se trata de una mezcla de whisky de granos más whisky de malta. La fórmula consiste en unir varios “single grain” con otros de “single malt”. El blend puede contener desde diez hasta cincuenta whisky de varias regiones de Escocia. El carácter de la mezcla lo define la proporción y las edades individuales de cada whisky involucrado.
  1. Single Malt Scotch Whisky: Conocido popularmente como Whisky de malta. Significa que proviene de una única destilería, que el agua utilizada es de esa destilería y que la cebada malteada es pura, no contiene otros granos. Debe ser destilado por lotes en Pot Still (un destilador tradicional de cobre). Estos Whiskys llevan el nombre de la destilería donde se elaboran.
  1. Blended Malt Scotch Whisky: Es una mezcla de Single Malt Scotch Whiskys creados en más de una destilería dentro de Escocia.
  1. Single Grain Scotch Whisky: Un whisk elaborado por una de las pocas destilerías de grano que existen en Escocia. La materia prima del Whisky de grano es maíz, trigo y otros granos no malteados. Sólo algunas veces incluyen un pequeño porcentaje de cebada malteada. Es uno de los whisky menos difundido comercialmente.
  1. Blended Grain Scotch Whisky: Es una mezlca de Single Grain Scotch Whiskys provenientes de varias destilerías en Escocia.
Foto: 123rf

 

Edades del Whisky en la etiqueta

Algunas etiquetas del Whisky nos revelan los años de añejamiento, aunque no toda la mezcla tiene esa edad. Los Whiskys más jóvenes, que tienen menor costo de producción y menor porcentaje de maltas, no indican añada. Luego vienen aquellos que tienen menos de diez años, con un poco más de mística en su elaboración, sin embargo, tampoco indican la edad.

Un escalón más arriba encontramos los Whiskys de 12 años de maduración mínima. Lo que quiere decir que en la mezcla encontramos al menos un whisky de 12 años, así sea el de menor proporción. La etiqueta del Whisky nos va a indicar siempre la menor edad de cualquiera de los involucrados.

Por encima de ésta categoría encontramos los súper premium, de mayor calidad y prestigio comercial. En estos casos, el whisky más joven de la fórmula tiene mínimo 15 o 18 años de añejamiento. El último escalón de prestigio lo conforman los ultra premium, con 21 a 25 años de edad.

Con información de: La Guía del Whisky Alberto Soria 2008-2009.

También te puede interesar: Aspectos a tomar en cuenta para catar Whisky

Comments

comments