Esta bebida con origen etíope, es popular en el mundo por reactivar las energías, manteniendo atentos los sentidos durante el día. Su sabor y aroma en taza es una experiencia placentera, y es fascinante el conocer el mundo alrededor de su cultivo, por eso en esta oportunidad consultamos la obra “Pasión por el café” del barista Pietro Carbone pudiendo resumir las cualidades de los dos tipos de granos de café.

Los dos tipos de granos de café

Cafeto arábica: este es el de mayor cultivo a nivel mundial, con un 75%. Resulta un grano fino en sabor y muy aromático. Para dar un fruto excelente, esta planta necesita una altitud mínima de 900m sobre el nivel del mar, por eso es la más difícil de explotar. El espresso del grano de arábica es el más apreciado por sus cualidades sápidas y olfativas, delicadas y agradables en boca.

Cafeto robusta: es alto en cafeína, de sabor fuerte y ácido. Este es de fácil cultivo por crecer en terrenos llanos. Su nombre se debe a que la planta es más resistente a enfermedades que su pariente arábica. Aunque es de mayor rendimiento no logra conseguir las características organolépticas del arábica, por su amargor tiende a ser menos popular.

Comments

comments