Té de rooibos

Aparte de sus grandes beneficios, el té de rooibos es ideal para una tarde de relax y libre de cafeína. Lo mejor es que su fresco sabor se adapta fácilmente a otros ingredientes para preparar las más variadas bebidas.

La vainilla es excelente, ya que aporta un toque de dulzor a esta infusión, que puede tomarse tanto fría como caliente.

Té de rooibos con vainilla

Ingredientes

  • 1 cucharada de hebras de rooibos
  • 1 trozo de vainilla (o una cucharadita)
  • Agua
  • Azúcar o miel al gusto

Preparación

  • En un tazón, colocar las hebras de rooibos y agregar el trozo de vainilla.
  • Verter en una tetera agua suficiente como para una taza de té, llevarla al fuego y esperar a que hierva.
  • Una vez que haya hervido, vaciar el contenido en el tazón, taparlo y dejarla reposar durante cinco minutos.
  • Colar luego el té y endulzar al gusto.

* Si se prefiere frío, esperar a que haya enfriado lo suficiente y servir en un vaso.

También te puede interesar: Café pucci, una combinación solo para adultos

Comments

comments