Una cena de tres estrellas entre maniquíes

Tres estrellas con maniquíes en The Inn at Little Washington
Figuras humanas adornarán el local mientras los comensales comen / Foto vía: The Inn at Little Washington

Con el fin de mantener las medidas de distanciamiento social para garantizar la seguridad de sus comensales, el restaurante estadounidense con tres estrellas The Inn at Little Washington organizará cenas especiales entre maniquíes.

La crisis mundial causada por el coronavirus (Covid-19), ha afectado de gran manera al sector de la gastronomía. Debido a esto, muchos restaurantes del mundo se han reinventado o experimentan maneras para reabrir garantizando la seguridad tanto para los comensales como para el personal.

En el caso del The Inn at Little Washington (Washington D.C.), la idea ha sido decorar el lugar con clientes falsos. Esto para seguir las normas que establecen que los locales no podrán operar al máximo de su capacidad para garantizar la distancia entre personas.

Una cena tres estrellas muy particular

Los maniquíes, que estarán por todo el restaurante para su reapertura al público el próximo 29 de mayo, estarán vestidos de gala y acomodados en parejas como si disfrutaran de la comida.

Danielle Pagano McGunagle, vocero del local con tres estrellas, comentó en una entrevista que todo surgió como una idea interesante. “Creemos que esto permitiría mucho espacio entre los huéspedes reales y provocaría algunas sonrisas y proporcionaría algunas fotos divertidas”, dijo.

Por su parte, el chef del lugar, Patrick O’Connell, también se ha dedicado al mundo artístico, por lo que vio en esto una gran solución. “Siempre me han gustado los maniquíes: nunca se quejan de nada y puedes divertirte mucho disfrazándolos”, comentó entre risas a los medios.

Chef Patrick O'Connell
El chef Patrick O’Connell es conocido por sus ideas particulares y curiosas / Foto vía: BizJournal.com

El anuncio a su vez causó gran revuelo en las redes sociales. Cientos de usuarios manifestaron su opinión, algunos considerando la propuesta como interesante y otros rechazándola, afirmando que da un aspecto espeluznante al restaurante.

Esta se una a otra de las iniciativas que buscan impulsar nuevamente a la industria culinaria. En Amsterdam, el restaurante Eten inició el proyecto Serres Séparées, en la cual los comensales comen separados en pequeñas casas de vidrio.

También le puede interesar: Fotografía gastronómica en casa: consejos para lucirse