Newsletter

Síguenos

Un trago de whisky por miles de euros

Una bebida con años de historia y tradición. Tanta es la pasión por este destilado que un turista chino pagó casi 9000 euros solo por un trago.

En las míticas montañas suizas, específicamente en las cercanías del balneario de Saint Moritz, un grupo de turistas del país asiático visitaba el Hotel Waldhaus, famoso por ser un excelente lugar para disfrutar bebidas de lujo. De hecho, ostenta un Récord Guinnes por su extensa colección de más de 2500 variedades de whisky.

Hotel Waldhaus
Hotel Waldhaus

Los visitantes se dispusieron a ordenar sus respectivas bebidas, pero a uno de ellos se le despertó una fijación particular con una exclusiva botella: un Macallan 1878, que estuvo 27 años en barrica, envasado desde 1905. De hecho, la única botella de ese año, en el mundo, que no había sido abierta. En el recinto turístico, los precios para un vaso del single malt oscilan entre 6 euros y 8.760 para el mencionado añejado.

Un pedido que causó dudas

Por su elevado precio, nunca algún cliente había solicitado los 200 mililitros que se ofrecen en la carta. El Macallan 1878 tenía un valor sentimental muy grande para la administración del bar. Sandro Bernasconi, gerente del lugar desde hace varios años, comentó al respecto: “El precio se fijó tan alto a propósito, porque vemos la botella como un objeto de colección y, en realidad, no queríamos que se abriera”.

Además, el encargado velaba por la calidad y el valor del líquido. “Le expliqué al cliente que el Macallan más caro no se podía vender”, ya que la botella perdería valor después de ser abierta y se temía que ningún otro consumidor pagara nuevamente el costo. El comprador no aceptó otra cosa que no fuera aquel “oro líquido”, alegando que no tendría otra oportunidad para saborearlo.

El comprador junto a Sandro Bernasconi
El comprador junto a Sandro Bernasconi

Finalmente, una llamada a su padre, quien también ocupó su cargo con anterioridad, resolvió el asunto. Bernasconi padre le recordó que por más de 20 años no se había tenido éxito para abrir la botella y que esa era la ocasión perfecta.

“Abrir la botella era un riesgo, los clientes no pagan por adelantado”, comentó el encargado resaltando su nerviosismo del momento.

Luego vino una polémica: podría ser falso

Tras la gran exposición mediática que tuvo el hecho, un grupo de expertos se sintió intrigado por la historia de la botella. Todo el interés derivó en una teoría que pudiera ser catastrófica para ambas partes: presuntamente, sería una falsificación.

La duda surgió ante las incongruencias de la etiqueta con el historial de producción de la marca, además del estado de vejez del corcho que, se presume, fue expuesto a un proceso de desgaste artificial.

“Es un tema muy importante”, agregó Bernasconi. “Para nosotros sería muy malo, pero si es una falsificación tenemos que decirle a todo el mundo que lo es y, por supuesto, tenemos que devolver el dinero”.

Una serie de investigaciones se encuentra en curso para averiguar la autenticidad de la bebida. Incluso el grupo propietario de Macallan, Edrington, declaró que participará en el proceso.

Más que un whisky, un lujo

Whisky Macallan

Las historias de grandes gastos alrededor de la prestigiosa firma de puros de malta no son nuevas. Durante una subasta, un conjunto de productos de la casa escocesa de añejados fue vendido por 993.000 dólares.

La serie Macallan Six Pillar-The Legacy Collection fue adquirida por un comprador anónimo. La colección incluía: Exceptional Oak Cask 50 años, Natural Colour’ 55 años, Finest Cut’ 57 años, Curiously Small Stills’ 60 años,  Spiritual Home 62 años, Peerless Spirit’ 65 años, Fine & Rare 1937, 1938, 1939 (dos botellas de 5cl, cada una) y 12 vasos Macallan Lalique Dinastía.

Ken Grier, director creativo de Macallan, expresó: “Alcanzar este extraordinario precio en una subasta es evidencia de la calidad, la atención al detalle y la absoluta maestría de los artesanos de Lalique y de nuestros expertos maestros del whisky”.

Otra particularidad en torno a esta firma es su presencia en la pantalla grande. Es conocida, por ejemplo, por ser el whisky que toma el legendario espía James Bond en la película Sky Fall.

También le puede interesar: Este es el Prosseco más caro del mundo

 

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram