Samantha Vallejo-Nágera, catering con entrega a domicilio

Samantha Vallejo-Nágera. Lunchboxes

La española Samantha Vallejo-Nágera es mucho más que la afamada jurado de MasterChef. La cocinera y repostera también es empresaria, escribe libros, tiene su propia empresa de catering y un restaurante-hotel llamado Casa Taberna (Pedraza), junto a su esposo, el enólogo Pedro Aznar Escudero.

A raíz de la pandemia, durante la cual se ha visto afectada sustancialmente por la falta de fiestas y eventos, decidió reinventarse y adaptarse a las nuevas circunstancias. Es así como amplió su oferta de catering y creó hace unos meses Samantha de España.

En este nuevo proyecto ofrece unas lunchboxes, con servicio de entrega a domicilio, ya sea a particulares o empresas. Según hace saber en su blog “es una opción genial para acompañar presentaciones virtuales, reuniones o para celebrar algo especial de manera diferente”.

Samantha Vallejo-Nágera
Foto vía: RTVE

Estas cajas de cartón, elaboradas por Samantha Vallejo-Nágera, vienen llenas de delicias a escoger por el cliente. Están pensadas tipo brunch, con distintos formatos: desayunos, almuerzos o menús más especiales. Incluso, se puede encargar su muy alabada torta jugosa de chocolate.

“En nuestras cajas hay la posibilidad de incluir todo lo que se les ocurra para sorprender a alguien o sorprendernos a nosotros mismos”, destaca la empresaria, con 25 años de experiencia.

Catering de Samantha Vallejo-Nágera

También deja saber en la página web que “las lunchboxes son totalmente personalizadas. Puede elegir entre un montón de colores para el embalaje, logos, stickers, etcétera. Nosotros preparamos el producto y lo adaptamos según sus necesidades. Estamos abiertos a todo”.

Para todos los bolsillos

Si hay algo que precisa Samantha Vallejo-Nágera, es que su catering no está pensado solamente para sibaritas. Por el contrario, es para todo tipo de público. También para todos los bolsillos y presupuestos.

En unas declaraciones al portal Expansión, expresó: “Tenemos opciones muy sencillas desde 10 euros, un desayuno; o con un picoteo básico, para tres mil personas: hasta los 500 euros, una cena para dos, con champagne, latas de caviar o foie. Lo que quiera el cliente, porque el abanico de posibilidades es enorme”.

Igualmente, comentó que ella tiene un registro de sanidad “que permite enviar fuera de España. Puedo hacer mezclas divertidas y productos envasados con temáticas. Al final, la sabiduría te aporta ese bagaje para poder llegar y la creatividad la parte diferente y original”.

Para más información y contacto hacer clic aquí.

También le puede interesar: La baguette aspira a ser Patrimonio de la Humanidad