Newsletter

Síguenos

Este robot cocinero puede “saborear” la comida

La tecnología aplicada a la gastronomía sigue dando pasos importantes, algo que queda demostrado con una invención de la Universidad de Cambridge: un robot cocinero que puede “saborear” los alimentos mientras los prepara.

Todo fue creado por la casa de estudios británica en conjunto con la empresa de electrodomésticos Beko. Según explican, es un “robot para evaluar la salinidad de un plato en diferentes etapas del proceso de masticación, imitando un proceso similar en humanos”.
Los especialistas de Cambridge creen que los resultados de este experimento son un avance importante para “la preparación de alimentos automatizada o semiautomática al ayudar a los robots a aprender qué sabe bien y qué no, haciéndolos mejores cocineros”.

Lograrlo no fue tarea fácil, pues recrear el sentido del gusto fue complejo. Esto, debido a lo cambiante que puede ser la apreciación de sabores de un momento a otro por diversos factores. “Por ejemplo, morder un tomate fresco en pleno verano liberará jugos, y mientras masticamos, liberando saliva y enzimas digestivas, nuestra percepción del sabor del tomate cambiará“, aclaran.

El futuro con sabor del robot cocinero

Para las pruebas, el robot cocinero, que posee un brazo mecánico que realiza los procedimientos, debió elaborar varios platos de huevos revueltos con tomates. En total, la máquina probó nueve variaciones diferentes en tres etapas diferentes del proceso de masticación, algo que ayudó a que pudiera crear diversos “mapas de sabor” para cada preparado.

“La percepción del gusto es un proceso complejo en los humanos que ha evolucionado durante millones de años: la apariencia, el olor, la textura y la temperatura de los alimentos afectan la forma en que percibimos el gusto; la saliva producida durante la masticación ayuda a transportar los compuestos químicos de los alimentos a los receptores gustativos, principalmente en la lengua; y las señales de los receptores gustativos se transmiten al cerebro. Una vez que nuestros cerebros son conscientes del sabor, decidimos si disfrutamos de la comida o no”, añade el estudio.

Asimismo, indican que el gusto puede resultar muy subjetivo, con comensales que disfrutan más una sensaciones que otras. “Un buen cocinero, ya sea aficionado o profesional, confía en su sentido del gusto. Por eso, puede equilibrar los diversos sabores dentro de un plato para hacer un producto final completo”, dicen.

El robot cocinero contó con todos los detalles para no solo “medir” la salinidad, sino también tomar en cuenta la textura y la temperatura. Aunque aclaran que el modelo aún está en procesos de prueba, creen que puede ser el inicio de un desarrollo importante de la robótica relacionado con las artes culinarias.

También le puede interesar: Este robot cocina paellas y polémicas

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram