Newsletter

Síguenos

Un caliente y crujiente pan hecho de… ¿grillos?

Lo que para algunos es inimaginable, en algunas culturas es extremadamente normal. Comer insectos es una práctica culinaria que genera diversas opiniones. En años recientes, esta tendencia ha ido en aumento. Es vista como alternativa para la alimentación del futuro. Una medida que garantice sostenibilidad, salud y protección al medio ambiente. Siguiendo estos conceptos, lanzaron al mercado un pan hecho de grillos.

Con vistas al futuro

Pan de grillos

La empresa encargada del proyecto es la panadería finlandesa Fazer Bakeries. Su propuesta es el pan Fazer Sirkkaleipä, el cual se realiza con el insecto mencionado.

La motivación de la compañía reside en los constantes cambios climáticos y las necesidades de las sociedades futuras. El director general, Markus Hellstrom, aseguró: “Queríamos estar a la vanguardia de la revolución alimentaria”.

La idea de trabajar con insectos para producir alimentos estaba latente en la empresa panadera. Sin embargo, llevarla a cabo no fue posible hasta la reciente derogación de la ley que prohibía utilizarlos como comida.

Cada barra de pan requiere la utilización de aproximadamente 70 grillos. Estos se muelen en una harina especial.  “Hicimos  una masa crujiente para mejorar el sabor y aumentar la sensación en la boca”, comentó Juhani Sibakov, director de innovación.

Sibakov también dijo que la diferencia de sabores entre el Sirkkaleipä y otro elaborado con trigo es imperceptible. Por otro lado, alegó que su producto es mucho más beneficioso y nutritivo: “Los insectos también contienen buenos ácidos grasos, calcio, hierro y vitamina B12”. Añadió que “ofrece a los consumidores una buena fuente de proteínas. También les brinda una manera fácil de familiarizarse con los alimentos hechos con insectos”.

Un pan innovador

Pan de grillos

Esto llevaría a que este sea el primer producto de tal tipo comercializado en el mundo. Además de grillos, también lleva ingredientes como trigo, centeno, semillas de girasol y sésamo.

Cada uno tendrá un precio de 3,99 euros, siendo un poco más costoso que el de un pan común. Por los momentos, solo se venderá en la capital de Finlandia, Helsinki. La empresa se plantea posteriormente venderlo en otras regiones del país: “El objetivo es que el Sirkkaleipä esté disponible en las 47 panaderías de Fazer a lo largo de Finlandia, el próximo año”. Posteriormente, llevarlo a otras naciones europeas donde el consumo de insectos esté permitido.

Una iniciativa que mira hacia el futuro. Una forma de dar un paso adelante en vista de lo que vendrá. En pocos años el consumo de insectos será, aseguran algunos, algo completamente normal.

También le puede interesar: Comer insectos, ¿la dieta del futuro?

Con información de ABC

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram