¿Cómo reducir el desperdicio en la cocina? Un reto global

¿Cómo reducir el desperdicio en la cocina?
Guacapesto con pipas de calabaza y hojas de zanahoria | Foto: Pexels

Reducir el desperdicio en la cocina se ha convertido en uno de los retos globales más importantes para la Unión Europea desde hace años, que ha dado lugar a numerosas iniciativas sociales, tanto públicas como privadas. Como parte de esta meta, la plataforma para compartir recetas Cookpad llevó a cabo un taller online internacional de cocina sostenible, en el marco de la celebración del Día Mundial de la Alimentación, con el fin de aprovechar todas las partes de los alimentos y reducir el desperdicio.

Reducir el desperdicio: #LoCocinoNoLotiro

El taller ha formado parte de la campaña #LoCocinoNoLoTiro, que tiene por objetivo mejorar las habilidades de las personas en la cocina diaria para reducir un tercio del desperdicio anual de comida y además descubrir nuevos usos de las partes de los alimentos que se suelen tirar a la basura, con recetas originales y sabrosas.

Por eso Cookpad ha recopilado varias recetas y trucos de cocina con ingredientes o técnicas que sacan partido a partes de los alimentos que acaban en la basura de los hogares todos los días. En esta ocasión, han dictado el taller las cocineras caseras Luna Treviño, quien ha preparado una sopa de calabacín y cilantro; Paula Hinke, quien ha realizado un pesto de zanahorias que incluyó las hojas del vegetal; y Kele Aronna, quien ha hecho un mousse de naranja, como postre.

Estas recetas han sido seleccionadas para sacar partido a pieles y tallos de frutas y verduras durante la cocina, o bien para almacenar alimentos con el fin de prepararlos más adelante con técnicas como, por ejemplo, el deshidratado, el fermentado o el encurtido.

Comprar y utilizar todo el producto

Treviño ha reflexionado sobre la necesidad de utilizar todo el vegetal a la hora de hacer cualquier receta. Para la sopa de calabacín ha utilizado todo el producto con la cáscara y el cilantro con sus raíces, que ha recomendado picar finamente para luego cocer durante 25 minutos, batir con la licuadora y salpimentar al gusto.

Sobre esto, ha dicho que es importante aprovechar todo el vegetal y probarlo antes de hacerlo porque “muchas veces las hojas de los vegetales tienen un sabor diferente al vegetal o bien la cáscara tiene un gusto diferente”. “Lo ideal es probarlo antes para saber en qué receta lo podemos aprovechar y si es de nuestro gusto”, ha indicado.

¿Cómo reducir el desperdicio en la cocina?
Sopa de calabacita o calabacín con cilantro | Foto: Pixabay

Combinar con ingredientes que se tengan a la mano

En segundo lugar, Hinke ha hecho un pesto sostenible que ha llamado guacapesto con pipas de calabaza y hojas de zanahoria, para lo que ha utilizado un manojo de hojas de zanahoria, albahaca fresca, pipas de calabaza, ajo, orégano y un limón. Se trata de un plato que permite aprovechar al máximo todos los ingredientes, sin necesidad de tirar a la basura prácticamente ningún residuo. También se pueden intercambiar los ingredientes por aquellos disponibles en la cocina.  

“Nos queda un pesto fibroso por el uso que le damos a todas las partes de los ingredientes, especialmente por las hojas de la zanahoria. Pero queda muy delicioso y sirve como base para lo que deseemos hacer. Por ejemplo, se puede poner un toque de aceite de oliva para mejorar el sabor, todo depende de cada gusto y de lo que tengamos”, ha explicado Hinke.

¿Cómo reducir los desperdicios?
Ingredientes del Guacapesto con pipas de calabaza y hojas de zanahoria | Foto: Cookpad

Usar técnicas para cocinar y almacenar

Por último, Aronna ha preparado para el postre un mousse de naranja, que utiliza como base la naranja completa, incluyendo la cáscara convertida en polvo. Para esto, lo primero que hay que hacer es sacar la cáscara de naranja y dejarla secar por varios días o poner en horno a 100 grados por 12 horas hasta que quede crujiente. El resultado se muele para que quede como una especie de harina, en polvo, que también se puede guardar para utilizar en otras recetas.

Además, Aronna ha aprovechado el jugo de la naranja preparando una salsa inglesa juntando este zumo con yemas de huevos, la cáscara en polvo y azúcar. “Si sabes usar los equipos de cocina, puedes aprovechar muchísimo tus ingredientes, por ejemplo, yo hice la prueba con las cáscaras de naranja y el horno que precalenté y lo que queda es fantástico”, ha indicado la cocinera argentina.

¿Cómo reducir el desperdicio en la cocina?
Cáscaras de naranja secadas | Foto: Pixabay

Todas las recetas se pueden conseguir en la plataforma de Cookpad.

Más alimento, menos desperdicio

Como señalan los datos de la iniciativa del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de España, “Más alimento, menos desperdicio”, que cita cifras de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, un tercio de la producción mundial de alimentos se pierde o se desperdicia.

En 2020, se tiraron a la basura 1.363 millones de kilos de alimentos. Esto supone un 0,8% más que el año anterior debido al aumento de las comidas cocinadas y las sobras que no se reutilizaron: no es la mayor parte del desperdicio (23,8%) pero es la categoría que más creció. Curiosamente, el 76,2% restante de la comida que acabó en la basura en España fueron productos frescos no utilizados y el 45% de ellos eran frutas y verduras frescas. Estos datos muestran el impacto que puede tener la cocina diaria en la reducción del desperdicio de alimentos.

“Más de una quinta parte de la comida desperdiciada en nuestros hogares se debe a que no sabemos cómo usar o reutilizar las sobras”, ha apuntado Rebecca Rippin, CEO para Iberia & LATAM y Executive Officer de Cookpad.

“En el caso de los alimentos frescos, todos los días tiramos a la basura partes de frutas y verduras que en realidad son comestibles porque no sabemos cómo emplearlas de forma adecuada. Si aprendemos o mejoramos nuestras habilidades culinarias podríamos reducir en un 34% el desperdicio total de comida en España desde la comodidad de nuestros hogares”, ha subrayado Rippin. “Con ello además conseguimos salvar de la basura la mitad de nuestras sobras y la mitad del desperdicio de frutas y verduras”, ha añadido.

También le puede interesar: Aplicaciones para reducir el desperdicio de alimentos