Newsletter

Síguenos

Queso feta, un majar griego

El queso Feta es oriundo de la Europa Oriental, países como Grecia y Turquía lo usan mucho para los alimentos. Normalmente se hace con leche de cabra, aunque hay varias mezclas entre leche de cabra y de vaca que se puede conseguir.

Características del queso feta

Su particular color blanco lo caracteriza, así como algunas grietas que tiene, es blando pero consistente. En Grecia su sabor es diferente dependiendo de la zona; el empaque muestra su origen que depende de la forma de pastar de las ovejas lo que puede cambiar un poco el sabor.

El queso feta ofrece un sabor intenso, algo ácido, es cremoso pero tiene algunos grumos, es un queso natural, no se utilizan conservantes, más que la salmuera en la que se cura. La Salmuera es simplemente agua con un alto índice de sal. Este queso se usa mucho en los platos típicos griegos como las ensaladas y las famosas spanakotiropitas que son las empanadas griegas.

En cuanto al verdadero origen de este queso se ha disputado mucho, países como Alemania, Dinamarca y Francia también han dicho que es oriundo de esas zonas. Pero mediante estudios históricos se ha concluido que es principalmente de Grecia y sus regiones cercanas.

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram