Newsletter

Síguenos

Proyect Cubes: armonía artística entre alimentos

El arte no tiene límites. Las formas y maneras de expresarse solo están demarcadas por la imaginación. Los creativos ponen de manifiesto sus capacidades con cualquier tipo de elementos, desde pintura, objetos e, incluso, alimentos crudos.

Arte cúbico con alimentos

Proyect Cubes alimentos
Vía: reddit

Proyect Cubes es la propuesta de los artistas holandeses Lernert y Sander. Los creadores son reconocidos por sus extravagantes labores conceptuales y colaboraciones en películas. El dúo decidió llevar a cabo una idea relacionada con el mundo gastronómico.

El concepto consistió en manipular 98 alimentos y convertirlos en cubos simétricos. Cada una de las piezas está perfectamente cortada en dimensiones de 2,5 centímetros por cada lado. El resultado de la sintonía entre los ingredientes ha sido catalogado como una verdadera obra de arte.

La inspiración llegó a los holandeses tras un encargo. El periódico De Volkskrant les pidió que tomaran una fotografía para reseñar una película relacionada con la comida. “La comida es un tema abrumador”, comenta Lernert sobre la dificultad artística en esta área. Para Cubes, decidieron hacer que toda la comida pareciera igualmente importante cortándola en pedazos uniformes.

Lernert y Sander
Lernert y Sander

Entre los ingredientes utilizados para la obra, los más comunes son frutas, verduras y pescados. También cebolla, zanahoria, salmón y atún. Los artistas señalan que no tienen una razón específica de por qué los seleccionaron. Destacan que sencillamente fue lo que encontraron en tiendas locales en ese momento.

El éxito de la pieza artística fue tan rápido que ahora se encuentra a la venta. Las redes sociales influyeron para que el proyecto se viralizara. Según Lernert, no tenían la intención de llegar a tantas personas, pero ahora apenas pueden complacer la demanda.

“Tenemos demasiados compradores. Se han apoderado de nuestras vidas”, comenta. Por otro lado, reconoce el valor que se le ha dado a la obra: “Ahora nos damos cuenta de cuán poderoso es nuestro trabajo”.

La idea de utilizar alimentos para crear una obra no fue tan descabellada. Lernet y Sander tienen otro motivo para amar la comida.

También le puede interesar: The DogHouse: un hotel dedicado a la cerveza artesanal

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram