El Museo del Helado es toda una experiencia neoyorquina

Museo del Helado
Foto vía: Prestige

Después de su paso hace unos años por la Gran Manzana, y de haber estado también en Los Ángeles y San Francisco, el Museo del Helado (Museum of Ice Cream) se vuelve a instalar en Nueva York.

Ubicado en la 558 de Broadway, este lugar celebra la creatividad y la innovación. Si bien no es un museo oficial, se basa en compartir y celebrar la imaginación.

Está diseñado para que se recorra en alrededor de una hora hasta hora y media. La idea es que usted pueda reír, jugar, cantar y hasta bailar, mientras explora las 13 instalaciones multisensoriales. Todo en un formato pop-up.

Museo del Helado
Foto vía: Loving New York

En estos tiempos cuando la pandemia sigue latente, están tomadas todas las medidas de bioseguridad correspondientes. Mientras usted disfruta de esta experiencia, los guías del museo lo entretienen y deleitan, incluso, le van ofreciendo distintos dulces en el camino.

En estos espacios interactivos puede conseguir salas con helado de palito o gigantes caramelos masticables. Hay un espacio con papeles en la pared con aroma a cambur (banana).

También cuenta con una gran piscina, con 100 millones de gotas de colores para sumergirse en un paraíso de caramelos. El material es biodegradable y se limpia con frecuencia con una ducha de rociado antibacteriano. Esas chispas no son comestibles.

Diversión total

Museo del Helado
Foto vía: NYCgo

El Museo del Helado ofrece, asimismo, una sección donde los visitantes pueden deslizarse por un tobogán interior de tres pisos. También pueden viajar al espacio exterior en el metro celestial, que es una reinterpretación de la experiencia del metro de Nueva York. O bailar por un túnel de arcoiris, que es un tributo a la historia del orgullo gay de la ciudad.

Existen dos experiencias a elegir, una diurna (familiar) y otra nocturna (solo a partir de 16 años). Cuenta con cafetería, una variada oferta de helados, cocteles de helados con y sin alcohol, y mucho más.

Otra versión de este Museo del Helado se encuentra en Singapur. Para más información de estos divertidos lugares hacer clic aquí.

También le puede interesar: Una galleta de mil dólares se vende en Nueva York