Morgan Neville, inmortalizando a Bourdain en la pantalla

Morgan Neville / Roadrunner: A Film about Anthony Bourdain
El cineasta habló sobre lo que fue producir un filme sobre el gran Bourdain / Foto vía: Pennlive.com

Con el estreno del documental Roadrunner: A Film About Anthony Bourdain, el cineasta Morgan Neville buscará contar una cara más íntima del famoso cocinero. Sobre su experiencia al abordar la vida y obra del chef neoyorquino, el director habló en una entrevista.

Neville es conocido por haber ganado un Oscar al mejor documental gracias a 20 Feet from Stardom. Ahora, fue el encargado de dar vida a un largometraje que relata la vida y obra del ya legendario “Tony” Bourdain (1956–2018).

Roadrunner: A Film About Anthony Bourdain se estrenó de forma oficial en el Festival de Cine de Tribeca el 11 de julio y llegó a los cines estadounidenses el día 16 del mismo mes. Es una obra emotiva y un repaso por los mejores momentos del chef.

Como realizador de la película documental, Morgan Neville habló sobre lo que fue llevar la vida de Bourdain a la gran pantalla.

La vida de Bourdain desde la mirada de Morgan Neville

En primer lugar, comentó lo sorprendido que estuvo al descubrir el lado más tímido del cocinero. Según explica, “Tony” podía verse muy seguro y hasta algo arrogante en sus programas como Parts Unknown, aunque en realidad su personalidad no era así.

Incluso, Neville siente que Bourdain podía ser víctima del llamado “Síndrome del Impostor”, según el cual las personas exitosas no se sienten responsables de sus logros y creen que han llegado a donde están por factores externos. “Es algo de lo que me hablaba mucha gente: que siempre sentía que todo lo que estaba haciendo era fugaz y que iba a terminar cocinando tortillas en algún lugar de un buffet”, dijo.

A su vez, define al neoyorquino como una persona “inteligente y sarcástica”, por lo que Twitter era su red social favorita. Según Morgan Neville, Anthony tenía perfiles falsos que usaba para debatir y discutir en la plataforma del pájaro. “Uno era de un barista de San Francisco que montaba Vespas y hasta criticaba al propio ‘Tony”.

El cineasta nunca tuvo la suerte de conocer al irreverente chef y presentador de televisión en persona, por lo que tuvo que hacer un gran trabajo de investigación. Por otro lado, sí llegó a compartir con figuras de la industria gastronómica, gracias a quienes descubrió lo importante que fue Bourdain.

“Cuando murió, supe que significaba mucho más que ser un personaje en la televisión que le gustaba a la gente, que en realidad era importante, tanto delante como detrás de la cámara”.

En honor a un ícono de la cocina

Para el documentalista, el nombre del filme, Roadrunner, representa el espíritu de Anthony, todo un trotamundos. De hecho, dice que producir la película en tiempos de pandemia fue complicado, pues todo el equipo trabajó confinado. Sin embargo, recorrer los mejores momentos de la carrera del cocinero lo ayudó a viajar por el globo a través de las imágenes.

Roadrunner, a film about Anthony Bourdain
El documental abordará la trayectoria entera del neoyorquino con testimonios de amigos y más personas allegadas / Foto vía: Roadrunner

Sobre si al ícono de la televisión culinaria le gustaría el resultado de la producción, dice que tendría “sentimientos encontrados”. “Sus amigos me dicen que le hubiera encantado la película a regañadientes”, confiesa, argumentando que Bourdain amaba y a la vez despreciaba recibir tanta atención.

No hay final feliz”, es una frase que se deja oír en la voz de Anthony Bourdain. Buscando darle tintes más alegres a una historia con un desenlace trágico, Morgan Neville decidió no tocar el tema de su fallecimiento en los primeros tramos del filme. “Quería asegurarme de que la película se sintiera como si realmente estuviéramos en este viaje con él y que la respuesta no estaba predeterminada”.

También le puede interesar: Así se hacen las papas fritas al estilo de Anthony Bourdain