Newsletter

Síguenos

Malin Soderstrom reivindica al arenque fermentado

El surströmming o “arenque fermentado” es un clásico de la cocina sueca, cuyos sabores son marcados y sus aromas fuertes. Su imagen se ha visto deteriorada dentro y fuera de la nación nórdica, pero la chef Malin Soderstrom se ha dado a la tarea de devolverlo al lugar que se merece.

El producto se elabora con arenques del Mar Báltico, que se recolectan durante la primavera y se dejan fermentando por uno o dos meses para su posterior comercialización en latas. Este método de preparación hace que el surströmming posea un olor repulsivo y por eso se recomienda abrir el recipiente en espacios abiertos o sumergido en agua, para apaciguar los aromas.

Malin Soderstrom / Surströmming
Los arenques se dejan fermentar por uno o dos meses y se venden enlatados

En los últimos años, el alimento ha ganado fama en las redes sociales, gracias a videos de retos o challenges. En estos, los usuarios, generalmente de otros países, prueban los peces fermentados y comparten su opinión, la mayoría de las veces negativa, al respecto.

Oloroso y delicioso

Malin Soderstrom / Surströmming
La cocinera sueca es una de las impulsoras de su consumo / Foto vía: Tom Litre / AFP

La cocinera Soderstrom, de 51 años, lucha para defender la tradición sueca. En su restaurante de Skarsa, un pueblo pesquero a 200 kilómetros de la capital, promueve su consumo de diferentes maneras.

Según ella, la acidez típica del plato es ideal para disfrutar con pan, papas, mantequilla y cebolla. “Es simplemente fantástico”, comenta la chef y agrega que una de sus formas preferidas de ofrecerlo a los comensales es como aperitivo. Explica que lo sirve en un “pan plano sueco junto con cebollas rojas picadas, papas hervidas, eneldo, tomates, cebolletas, crema agria y queso duro”. Destaca que el surströmming es mucho mejor de lo que se puede pensar y que su sabor umami es notable.

Malin es de las figuras que más aboga por el producto, indicando que debe comerse de la manera correcta y con los acompañantes necesarios para disfrutarlo como se debe.

En Suecia se ha generado un movimiento para respetar el hábito de comer arenques fermentados. Algunos restaurantes dedican un día a la semana a incluirlo en su menú y también existe un museo destinado únicamente al insumo.

También le puede interesar: Guisantes lágrima, una delicia de Guipúzcoa

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram