La mostaza y sus diferentes variedades

La mostaza se distingue por su aroma y por su sabor ligeramente picante. Se emplea fundamentalmente en gastronomía como condimento de algunos platos. Su uso puede aportar una pequeña cantidad de proteína, fibra y vitaminas, como por ejemplo, vitamina C y muchas del complejo B. También es rica en varios minerales importantes para tener una buena salud.

Existen tres variedades de plantas de mostaza: la mostaza negra que tiene el nombre científico de Brassica nigra, la mostaza parda que tiene el nombre científico de Brassica juncea y la mostaza blanca que tiene el nombre científico de Brassica alba. Existen muchas variedades, pero todas proceden de las tres mencionadas anteriormente. Las más conocidas son las que se nombrarán a continuación.

la mostaza

5 tipos de mostaza 

Löwensef o Mostaza del león: conocida también como mostaza alemana, la hay desde la suave a la más picante. Tiene su origen en el norte de Alemania, en Dusseldorf. Es más oscura de lo normal, se usa para consumir con embutidos, salchichas, ensaladas, carnes frías y otros aperitivos.

Americana: conocida también como ballpark mustard, descendiente directa de la mostaza inglesa, suave y de fresca acidez, se hace exclusivamente de granos de mostaza blancos, vinagre, sal, azúcar, otras hierbas y especias, y es muy cremosa.

Dijon: su país de origen es Francia. Se caracteriza por ser casi artesanal, por lo que hay algunas salsas bastante granulosas y otras en las que las semillas se muelen completamente. De gusto intenso, ideal para untar en sándwiches y como topping de carnes horneadas.

Negra: está hecha con granos blancos y es muy suave, al reducirse, da un producto con notas dulces que es de los favoritos de los chefs. Debe su color a que se mezcla con vinagre o reducción de vinagre balsámico. Es muy untuosa, ideal para carnes a la brasa.

Wasabi: se comercializa en polvo, en tubo y fresca. Es considerada como “la mostaza japonesa”. El ingrediente principal es el rábano picante y una buena dosis de pimienta.

Tip: la mostaza tiene altos niveles de sodio, lo que puede aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas, en el caso de que se consuma en exceso.