Escapó de un congelador gracias a una morcilla

Christopher McCabe Morcilla

Está de más decir que los alimentos son fuente de vida. Mantener una dieta adecuada con los ingredientes necesarios puede ser un factor beneficioso. Aunque en esta lista de insumos, quizás, no figure la morcilla, existe un caso excepcional. Un hombre, literalmente, se salvó de morir congelado gracias a este embutido.

Morcilla, un salvador inesperado

El protagonista de la peculiar historia es Chris McCabe, un  carnicero inglés de 70 años, quien procedió a entrar en la nevera de su establecimiento, en la localidad de Totnes, Inglaterra. Cuando estaba dentro, una fuerte ráfaga de viento cerró las puertas de manera imprevista y lo dejó a una temperatura de -20 °C.

En primera instancia mantuvo la calma, porque su congelador posee un dispositivo para casos de emergencia. Con este se puede abrir desde adentro, pero, para su desgracia, se encontraba completamente tapado por hielo.

La desesperación empezó a hacerse presente en el carnicero. “Nadie podía oírme golpear”, comenta, y asegura que tampoco sus gritos fueron atendidos. Debido a esta situación, tuvo que ingeniar algún medio para poder  salvar su vida. Las bajas temperaturas, sin el debido equipo, pueden ser muy peligrosas. El frío puede ocasionar hipotermia, que se manifiesta con temblores, confusión mental, torpeza de movimientos e, incluso, la muerte en pocas horas.

La solución de McCabe fue utilizar una morcilla que tenían almacenada y que poseía el tamaño adecuado para utilizarla como herramienta (era de 1,5 kilogramos). “Tenía la forma correcta y la utilicé, como cuando la policía emplea un ariete, para romper la cerradura de la puerta. Era sólida, puntiaguda y podía apoyarla con comodidad”, dijo sobre el acontecimiento.

Sin dudas, la suerte estuvo de su lado. Era la última que quedaba dentro del congelador, ya que es muy popular entre los compradores. “La morcilla me salvó la vida”, asegura.

Una anécdota que demuestra cómo los alimentos pueden aportar, además de ricos sabores, una salvación.

También le puede interesar:  Forma correcta de conservar embutidos