Newsletter

Síguenos

Domaine de l’Ile: descubra los nuevos vinos de Chanel

Anteriormente, la famosa firma de moda italiana Dolce & Gabbana, en colaboración con Donnafugata, una reconocida bodega siciliana, presentó un vino rosado bautizado Rosa. Pero, en esta ocasión, la emblemática maison francesa Chanel sorprendió al mundo al presentar la primera cosecha de su vino orgánico llamado Domaine de l’Ile, que ofrece dos presentaciones: blanco y rosado, ambos 100 por ciento orgánicos.

Todo comenzó cuando en octubre de 2019, los actuales propietarios de la firma, los hermanos Alain y Gerard Wertheimer, quienes ya cuentan con viñedos en Provenza y California, decidieron sumar nuevas propiedades y comprar la finca vinícola Domaine de l’Ile en la isla de Porquerolles, en el sur de Francia.

Los vinos fueron elaborados bajo la supervisión de Nicolas Audebert, gerente de Château Rauzan-Ségla, Châteaux Canon y Berliquet, otras propiedades vinícolas de Chanel.

Domaine de l’Ile
Foto: lofficiel.be

La Domaine se encuentra en las llanuras de Notre-Dame y Brégançonnet, en una parte apartada de la isla donde las vides y los olivos están protegidos del aire salado del mar. Las variedades de uvas mediterráneas expresan la singularidad del lugar, dando como resultado vinos blancos y rosados creados entre la tierra y el mar.

La isla, descrita como “el lugar en donde los sueños fluyen y son tan reconfortantes y libres como el mar azul circundante”, fue establecida bajo la visionaria guía de François-Joseph Fournier, quien en 1910 la compró en una subasta como un regalo de bodas para su esposa, y dedicó su vida para convertirla de una pequeña joya mediterránea a un paraíso. En 1957, la isla fue compartida con sus cuatro hijas, para finalmente pasar a ser propiedad del nieto de Fournier, Sébastien Le Ver, quien abrió un nuevo capítulo en la isla al confiar este patrimonio a Chanel.

Los vinos Chanel

Domaine de l’Ile
Foto: lofficiel.be

El vino blanco, Domaine L’Ile Blanco 2019, presenta un sabor a fruta blanca duradero. Luego, un matiz floral con una variedad de nueces. La impresión es fresca, entre menta y eucalipto. En boca, el vino es rico, con una textura completa, casi cremosa. Está compuesto por 20 por ciento de Grenache, 20 por ciento de Syrah, 17 por ciento de Cinsault, 13 por ciento de Mourvèdre, 9 por ciento de Tibouren y 21 por ciento de Rolle.

Domaine de l’Ile
Foto: lofficiel.be

El vino rosado Domaine L’Ile Rose 2019 está hecho con 28 por ciento de Grenache, 24 por ciento de Syrah, 21 por ciento de Cinsault, 16 por ciento de Mourvèdre y 11 por ciento de Tibouren. Es un vino fresco con un toque de melón y fruta fresca. Su aroma es enriquecedor y realzado con notas delicadas y brumosas de flores blancas. En boca, el vino revela su plenitud y su salinidad.

También te puede interesar: Les Grands Buffets, un paraíso gastronómico

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram