Newsletter

Síguenos

El dátil, dulce fuente de bondades

El dátil no solo es popular entre las recetas de postres y platos navideños; la verdad es que éste pequeño fruto, de color amarillo pardo, consistencia pastosa y gusto azucarado, es un ingrediente significativo para darle singularidad a los más refinados platos.

Origen del dátil

Su origen proviene de la palmera datilera, planta que durante todo el año se carga de estos frutos maravillosos; y cuya mayor producción se encuentra en Irak, Irán, Israel y la ciudad norteamericana de California. Motivo por el que no es de extrañar que sea un fruto omnipresente en los hogares del Medio Oriente.  La palabra dátil proviene del griego “dedo”, nombrado así por su similitud con estas extremidades.

Está compuesto en un 70% de azúcar; por lo que la hace un sustituto perfecto de las golosinas, uno mucho más sano que ofrece mayor energía para el cuerpo.

Bondades de los dátiles

El dátil es una fuente muy rica de minerales, como el hierro, fósforo y potasio vitamina B5, magnesio, azúcares y fibra; además aporta un altísimo valor energético, mejora el tránsito intestinal y combate el estreñimiento. Incluso, los dátiles cocidos en leche suelen ser muy buenos para suavizar y descongestionar las vías respiratorias.

Su carga mineral lo convierten en un revitalizante y reconstituyente físico; y no solo eso, además funciona como potente aliado durante la realización de actividades del tipo intelectual, ya que eleva la efectiva concentración.

Adicional a lo anteriormente mencionado, estos frutos poseen fitonutrientes, que funcionan como excelentes antioxidantes y por ende retrasan el envejecimiento. Cada 100 gramos de dátiles aportan al cuerpo la cantidad de 270 calorías, de las cuales, el 75% son carbohidratos. El 0.5 gramos de grasa que contiene esta cantidad de dátiles, son ricas en omega 3, omega 6 y  ácido oleico. Estas frutas son muy recomendadas para las personas que mantienen una constante rutina de ejercicios.

Pero no todo puede ser perfecto, éste fruto de las palmeras datileras son contraindicadas para diabéticos e hiperinsulínicos.

Sus usos culinarios

En la cocina, el dátil no solo es extraordinario al comerlo solo; también complementa satisfactoriamente postres y ensaladas, así como también sofisticadas recetas en las que el arroz o el pollo sean protagonistas. A pesar de que sus características y consistencia pueden asemejarse con los frutos secos, los dátiles no lo son.

Excelente para resaltar recetas a base pollo, carnes, embutidos, o en postres… ¡Un ingrediente tan versátil que hasta cuesta creerlo!

A la hora de comprarlos, es mejor optar por los que se encuentren en estado natural, ya que estos no poseerán aditivos azucarados para su conservación, manteniendo intacto su valor nutritivo.

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram