La crisis del sector culinario según Javier Campo

Crisis sector culinario / Sumiller Javier Campo
Campo indica que hay un déficit de sumilleres, camareros, cocineros, ayudantes de cocina y más personal de hostelería / Foto vía: Gastroactitud.com

El sumiller español Javier Campo ve con preocupación la actualidad del sector gastronómico. “¿Sabes de algún camarero?”, comenta que es una de las preguntas más frecuentes de una industria que, de a poco, se queda sin trabajadores.

El profesional del vino explica que, si bien este momento negativo se agudizó con la pandemia de COVID-19, era algo que se venía arrastrando desde hace un tiempo. Principalmente, cree que muchas personas cambian de área laboral o simplemente no se interesan en este tipo de trabajos por tres motivos fundamentales: “los horarios, los sueldos y la incertidumbre”.

Lo que opina Javier Campo del complicado momento actual

Copa negra según Javier Campos
Javier Campo tiene años de experiencia en la industria gastronómica / Foto vía: SoplosViajeros.com

Sobre la incertidumbre, explica que es algo totalmente normal y con sentido. Esto, tras los múltiples cierres definitivos que vivieron muchos locales durante los meses de confinamiento. Añadiendo que, pese a que las restricciones poco a poco disminuyen en el mundo, no se sabe que podrá ocurrir con el coronavirus más adelante. “No sabemos cómo va a ir la cosa y si los cierres o las restricciones van a volver. Si nos guiamos por las cifras y el sentido común, todo apunta a que sí”, dice Javier Campo.

Acerca de los otros puntos, indica que sobre las condiciones laborales, los salarios y las jornadas de trabajo “no hay nada que no sepamos ya”. “Los que hemos trabajado en la hostelería, hemos sabido y sabemos que solo existe el horario de entrada, pero difícilmente, conoces el horario de salida. Las horas extra no existen”, comenta en su escrito. Por lo tanto, expresa que el culinario se ha vuelto un sector poco atractivo para los jóvenes.

Subastan broches falsos de sumiller en Japón
Diversos factores influyen en que los jóvenes no quieran laborar en el sector hostelero y los que tienen experiencia busquen otro tipo de trabajos

Sin embargo, aclara que no trata de “demonizar” a los restaurantes o empresas, pues asegura que hay muchas que velan por el bienestar de sus trabajadores. Pero, por otro lado, agrega que muchos camareros, cocineros, sumilleres y más figuras de la industria no tienen la formación correcta o que, en contraparte, están sobrecalificados para los puestos que dirigen o los salarios que perciben, lo que genera un debate entre empleador y empleado. “Es un tema complejo que hace que ninguna de las partes de su brazo a torcer.”, dice el español.

Por último, señala que el principal perdedor de toda esta situación no es más que el cliente. Para Campo, la pandemia “no es una excusa para no hacer las cosas bien”, por lo que cuidar un buen servicio debe ser prioridad sin importar nada.

También le puede interesar: Escupir el vino, parte importante de una cata