After Bark, el lugar londinense para humanos y caninos

After Bark / Bar pet friendly
El concepto ha gustado mucho en la capital inglesa / Foto vía: After Bark

La tendencia de los locales pet friendly es cada vez popular en el mundo. En Londres, After Bark ofrece cocteles buenos tanto para humanos como para sus mascotas.

Los bares que admiten perros no son nada nuevo. Sin embargo, según Reuters, el concepto detrás de esta barra busca llevar el trato a personas y caninos a un nuevo nivel, dándoles la misma importancia en servicio y oferta de bebidas.

After Bark / Bar pet friendly
El local ha tenido gran éxito en muy poco tiempo / Foto vía: After Bark

After Bark es una iniciativa nueva de la asociación Hackney Wick, que lleva años dedicada a ofrecer atención a perros abandonados, entrenamientos y más. En esencia, buscan que casi todo lo que está en su menú pueda ofrecer opciones tanto para sus clientes habituales como para sus amigos peludos.

“Cuando eres un cuidador de perros, un padre de perros, te sientes bastante mal si los dejas solos”, explicó Jamie Swan, uno de los fundadores, sobre una de las motivaciones principales para crear el bar.

Asimismo, After Bark tiene una amplia gama de snacks pensados para ser “interespecies”, es decir, que pueden comer los clientes y sus canes. Estos están hechos en su mayoría a base de plantas y son totalmente saludables para cualquier visitante.

A beber en After Bark

After Bark / Bar pet friendly
La barra está siempre lista para atender a humanos y perros / Foto vía: After Bark

¿Cuál es la oferta en coctelería? Para humanos, la mayoría son versiones de bebidas clásicas con nombre jocosos relacionados con el mundo animal. Algunos de los cocteles son:

  • Barkarita, de tequila, triple sec y limón
  • Apawrol Spritz de aperol, vino espumante y soda
  • Bloodhound Mary de ginebra o tequila, salsa worcestershire, jugo de tomate y pepino, amargos de pepino y un toque ahumado
  • Bowjito de ron blanco, azúcar, menta, jugo de limón y soda.

Mientras, a los perros se le sirven los llamados “puptails” (combinación de puppy, “perrito” en inglés, y cocktail). En esencia, estos tienen una base de alguna verdura, como remolacha y zanahoria, y se combinan con caldo de huesos. También tienen presencia de algunas marcas de “cervezas” y “vinos” para perros.

Según sus creadores, el espacio es ideal para compartir con las mascotas. Además, creen que es necesario ofrecer este tipo de lugares ante el aumento de adopciones durante la pandemia. En poco tiempo, After Bark ya es uno de los sitios más llamativos en Londres y día a día sus mesas están abarrotadas de clientes y sus alegres mascotas.

También le puede interesar: Perros truferos, buscadores de un ingrediente gourmet