Newsletter

Síguenos

World Central Kitchen ayuda a combatir la crisis del coronavirus

World Central Kitchen, la ONG del reconocido chef español José Andrés, comienza a trabajar en España para ayudar a combatir la crisis actual del coronavirus.

«Para nosotros es una responsabilidad ayudar a España en uno de los momentos más complicados de su historia. Está siendo uno de los países europeos más afectados por el COVID-19 y cada vez son más las personas que necesitan ayudan en esta situación, sobre todo las más vulnerables que están teniendo problemas para incluso acceder a un plato de comida diario», asegura el secretario general de WCK Javier García.

Así, ha señalado que con esta iniciativa buscan ayudar y cubrir una necesidad clave, con apoyo del Grupo Arzábal, que en esta primera fase se ha convertido en un aliado primordial.

«Tenemos previsto elaborar miles de raciones diarias de comidas que irán creciendo a medida que se sumen más cocinas voluntarias a esta iniciativa solidaria. La idea es poder ayudar no sólo en Madrid, la Comunidad Autónoma que por ahora está siendo la más castigada por esta pandemia mundial sino al resto de la geografía española”, indica.

World Central Kitchen: Una iniciativa de solidaridad

Ahora que los restaurantes están cerrados la idea es trasladar esas “cocinas comunitarias” puestas en marcha en Estados Unidos a España bajo el lema #CHEFSFORSPAIN.

World Central Kitchen ya ha dado respuesta ante la amenaza del Covid 19 en más de 20 ciudades de todo el mundo. Japón, fue uno de los primeros escenarios en los que ayudó ante una situación de crisis provocada por el coronavirus con miles de personas atrapadas en el crucero Diamond Press. Esto les ha permitido adquirir experiencia en cómo producir y distribuir comidas a los más necesitados en un entorno seguro y eficiente, teniendo en cuenta además la experiencia de WCK en dar respuesta a situaciones de desabastecimiento de alimentos tras desastres naturales como huracanes, terremotos, volcanes, sunamis, etc.

La iniciativa llega al país de la mano de Grupo Arzábal y Mateo&Co, la consultora estratégica especializada en gastronomía, para afrontar esta crisis y ayudar a las personas más vulnerables.

La cocina central que grupo Arzábal posee en Madrid y da cobertura a todos sus restaurantes se ha puesto a trabajar desde principios de abril en la capital, la región que actualmente está más afectada por esta crisis en España.

Sus fundadores Álvaro Castellanos e Iván Morales cuentan con decenas de voluntarios de entre los trabajadores de su compañía que elaborarán cada día miles de raciones a para los más necesitados.

“Para nosotros es una responsabilidad ayudar y colaborar a través de nuestras cocinas en estos difíciles momentos que estamos atravesando. Junto a World Central Kitchen tomamos esta responsabilidad y les agradecemos que nos ayuden a través de su conocimiento adquirido en catástrofes de grandes magnitudes. Nos vemos en la obligación de contribuir con lo que podemos y dar de comer a todas aquellas personas necesitadas, hacer llegar a los grupos más desfavorecidos una sonrisa, por pequeña que sea, a través de un bocado. Cocinando con muchas ganas, ilusión y sobre todo responsabilidad”, afirma Iván Morales de Grupo Arzábal.

Más allá de las cocinas, la organización a nivel logístico, la gestión, coordinación de grupos y otras labores necesarias para asegurar el éxito se realiza también de la mano de la consultora gastronómica Mateo&Co.

“Estamos viviendo una situación en la que la hostelería está sufriendo mucho, pero es cierto que tanto Mateo&Co como Arzábal somos unos privilegiados en esta situación y nos vemos en la obligación de echar una mano y apoyar”, asegura Patricia Mateo CEO de Mateo&Co.

World Central Kitchen focaliza sus esfuerzos iniciales en Madrid, donde ya se está estudiando poner en marcha nuevas cocinas solidarias, pero además de la capital también en otras ciudades como Barcelona o Valencia en los próximos días para ayudar a combatir la crisis en diferentes territorios de la geografía española.

Platos con corazón

Los platos se elaboran de manera sana y saludable durante esta crisis, con lo mejores ingredientes. Dado que estarán destinados tanto a gente mayor como familia con niños, de igual modo con diferentes requerimientos nutricionales y religiosos.

“Hemos puesto en marcha nuestra cocina central y todo el equipamiento necesario junto a World Central Kitchen para elaborar menús adaptados a distintas necesidades garantizando así que todas aquellas personas que están teniendo problemas para acceder a un plato de comida puedan hacerlo durante estos momentos tan complicados. Para la elaboración de los menús estamos tomando todas las precauciones y medidas sanitarias necesarias asegurando en todo momento de manera responsable que no haya ningún riesgo para los voluntarios que trabajan día a día, ni para la gente más vulnerable que tendrá acceso a las raciones”, asegura Álvaro Castellanos de Grupo Arzábal.

Todos los alimentos para elaborar los platos han sido donados por Makro, el proveedor de alimentos de referencia en el sector hostelero.

“Nos alegramos mucho de que esta iniciativa llegue a España y, cómo no, desde Makro vamos a estar siempre del lado de los chefs que en este caso están encabezados por José Andrés, y ahora más que nunca. Makro es el proveedor oficial en este caso y ayuda en la medida de sus posibilidades actuales al desarrollo del proyecto, comprometiéndonos a entregar lo que nos pide el equipo que está desarrollando las entregas de comida”, afirma Chema León, Director de Marketing de Makro.

Para asegurar que las raciones se distribuyen a las personas que más están sufriendo esta crisis, se ha trabajado de manera conjunta con el Banco de Alimentos de Madrid. Esta, es la organización encargada de repartir diariamente miles de raciones a los más necesitados, entre ellos el Centro Santiago Masarnau, situado al sur de la capital o la Parroquia San Román Nonato así como a las familias con más de tres miembros en riesgo de exclusión social de la región.

“El 70% de las más de 500 entidades con las que colaboramos y a las que entregamos alimentos para repartir a la gente más vulnerable está en una situación insostenible, no hay medios para entregar las comidas a las personas aisladas y muchas de ellas no pueden salir de casa por el riesgo de contagio. Los comedores sociales no pueden cocinar y dar de comer a las personas para evitar contagios” asegura Mila Benito Directora de Marketing y Comunicación de Banco de Alimentos de Madrid.

Esta iniciativa se suma así a todas las que el chef José Andrés a través de su ONG World Central Kitchen está llevando a cabo en Estados Unidos para combatir la crisis del coronavirus.

World Central Kitchen es una ONG que se financia con fondos y donaciones privadas. Para contribuir en la labor que lleva a cabo se puede contactar a través de la web World Central Kitchen o el correo [email protected]

También le puede interesar: America’s Food Fund: solidaridad ante el Covid-19

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram