The Twelve Thirty, el lujoso club de Justin Timberlake

The Twelve Thirty Club


Lower Broadway es una de las zonas más turísticas y ruidosas de Nashville, capital de Tennessee, en Estados Unidos. En pleno corazón del centro de la ciudad está un nuevo y lujoso establecimiento: The Twelve Thirty Club, uno de los más recientes proyectos de Justin Timberlake, el afamado cantautor, bailarín y actor.

En este elegante club convergen la gastronomía, la música y el diseño. Y no pasa para nada inadvertido. Su estructura ocupa casi una cuadra, con más de 3.500 metros cuadrados, distribuidos en tres pisos, en los que hay restaurantes y bares.

Timberlake, estrella de la música pop y empresario, se asoció con el restaurador Sam Fox -nominado en 12 ocasiones al premio gastronómico James Beard– para darle vida a esta propuesta, cuyos espacios comenzaron a abrirse por etapas hace varios meses. Actualmente todo está operativo.

The Twelve Thirty Club
Honky Tonk

“Nashville es una ciudad como ninguna otra. Sam y yo queríamos que The Twelve Thirty Club se destacara y celebrara las diferentes personas y culturas, que hacen que este lugar sea tan especial”, manifestó  el artista en un comunicado.

También precisó que “es elegante y sofisticado, pero con una energía inconfundible impulsada por la música. Nuestro objetivo es marcar la pauta de lo que es Upper Broadway y lo que tiene el potencial de ser”.

La experiencia

The Twelve Thirty Club
Honorary Member

Cada piso ofrece opciones y atmósferas distintas. En el primero hay un ambiente de Honky Tonk. Los clientes disfrutan de música en vivo, en la que se le rinde tributo a las raíces y el estilo pionero de la ciudad. Todo esto, mientras se toma una cerveza bien fría, algún otro trago o cocteles creativos, acompañados de algunos platos.

La carta ofrece, por ejemplo, albóndigas de cerdo, hummus, carnes picadas con nachos, pretzels, camarones, ensaladas, hamburguesas, sándwichs y pollo frito, entre otros, incluyendo postres.

Al subir las escaleras se topará con Honorary Member, un espacio íntimo para unas 50 personas. Para ser miembro sólo se debe registrar para obtener una membresía.

Aquí retrocederá en el tiempo en un ambiente relajado, acogedor y refinado. Está destinado para aquellos que prefieren alejarse del ruido, mientras disfrutan de una buena conversación, en medio de alguna bebida y bocados ligeros.

La joya de la corona

The Twelve Thirty Club
The Supper Club

El tercer piso de The Twelve Thirty Club lo cautivará. The Supper Club es un lugar para beber y cenar, con capacidad para 400 personas. Es muy chic y homenajea el art déco, con murales pintados a mano y detalles de cobre, mármol y terciopelo.

Cuenta con dos comedores privados y un escenario para música en vivo, dirigido más hacia el blues. El concepto gastronómico es distinto. La oferta es mucho más variada y de nivel, entre panes, entradas, ensaladas, mariscos, sushi, carnes, etcétera. Las opciones de tragos, cocteles, vinos y espumosos es amplia.

Adicionalmente, en ese piso hay otro espacio aparte. Un bar adyacente a la azotea, llamado The Rooftop. Aquí sentirá el ruido de las calles, mientras se toma algo y disfruta la noche con un DJ.

También le puede interesar: ¿Quién dijo que a la pasta con pescado no se le agrega queso?