Newsletter

Síguenos

Sándwiches distintos, sencillos y poderosos

Cuando en plena pandemia las actividades comerciales estaban muy restringidas, sobre todo las de alimentación, hubo algunas que con esfuerzo y persistencia constituyeron la excepción. A este grupo pertenece La Montserratina Bodegón Parrillero, franquicia que en forma independiente ofrece los productos de la conocida marca venezolana de embutidos y charcutería.

Con dos sedes -en las caraqueñas urbanizaciones Las Mercedes y La Castellana-, los empresarios Raúl Hernández y Rommel Tovar, respectivamente, llevan un año de trabajo. En ese lapso, trascendieron su oferta inicial y la han ampliado.

Entre las más recientes, han propiciado vender una experiencia que no se limite solamente a entrar a los bodegones a buscar productos parrilleros. Es ir más allá, porque están conscientes de que la gente busca cosas nuevas. Es poder sentarse en sus terrazas, tomar y comer algo.

Sándwiches de La Montserratina Bodegón Parrillero
Hay dos tipos de panes para los sándwiches / Foto: Jota Erre Medios

Como una manera de resaltar la charcutería, quisieron transformarla y crearon una línea de sándwiches. Son muy básicos, lo cual no se traduce en que no valgan la pena, todo lo contrario. Aquí lo que interesa es que hay buen pan y sobre todo, productos de calidad, rebanados en el momento.

Variadas opciones para los sándwiches

Los  rellenos con las proteínas, en su mayoría, son productos de la misma marca. Entre sus opciones hay jamones de pierna, viking, bayon y de pollo; chorizón ahumado y japaleño; paleta ahumada; pernilito y lomo ahumado. Aparte, ofrecen roast pork, chorizo tipo vela y salchichón vich y fuet.

A todos ellos se les incorpora un queso tipo gouda, menos al de jamón de parma, que es otra de las propuestas. La razón es para que el sándwich se pueda disfrutar sólo con este embutido, elaborado a partir de la curación de la pata de cerdo mediante sal marina. Durante ese proceso hay notas dulces, con un sabor refinado y suave. 

Raúl Hernández y Rommel Tovar de La Montserratina Bodegón Parrillero
Raúl Hernández y Rommel Tovar están al frente de los locales en Las Mercedes y La Castellana / Foto: Jota Erre Medios

Para ello, los bodegones de La Montserratina ofrecen dos tipos de panes artesanales, diferentes entre sí y a gusto del cliente. Hay un bocata, para aquellos que prefieren una corteza crujiente, mas no dura, y por dentro una miga suave y esponjosa.

“La formulación es propia, pues se la pedimos a un panadero italiano. Luego de 14 pruebas, durante casi tres meses, llegamos a la fórmula que queríamos. Es decir, que fuera suficientemente crujiente al morder y que por dentro tuviera una suavidad que no molestara al comerlo”, confiesa a Cocina y Vino Raúl Hernández, director comercial de la sede de Las Mercedes, que cumplió un año el 12 de junio.

El otro pan es uno al que han llamado criollo, cuya corteza es mucho más tierna (no blanda), pero que mantiene igualmente una miga suave. Este se lo formuló un amigo.

Hay choripanes

Chorizo ahumado
El chorizo ahumado es el utilizado para el choripán / Foto: Cocina y Vino

El choripán, comida típica de los países parrilleros del Cono Sur, es otra de las nuevas opciones en los dos bodegones de La Montserratina. Pueden pedirse con alguno de los dos panes de los sándwiches: bocata o criollo.

Por ahora es con chorizo ahumado, a base de carne de cerdo, con onoto, especias y condimentos. Sin embargo, no están cerrados si el cliente lo pide, por ejemplo, con choriqueso (u otro). En este caso, es un poco más a pedido y demanda, por los tiempos de cocción.  

Y aunque no cuentan, por ahora, con chimichurriel aderezo típico argentino, que se prepara con hierbas, condimentos, aceite y vinagre, hay seis tipos de salsas. Tienen la de ajo, tártara, guasacaca, mostaza, salsa de tomate y  mayonesa. 

Replicar en casa

La Montserratina Bodegón Parrillero
Los dos bodegones ofrecen los productos para prepararlos en casa / Foto: Jota Erre Medios

El negocio de los bodegones de La Montserratina no es la venta de sándwiches y choripanes. Es una alternativa que han creado para que el cliente que va de compras se pueda sentar un rato a disfrutar de estos platos, acompañado de alguna cerveza, vino, etcétera.

Eso sí, la intención es que lo que ofrecen en sus establecimientos también el cliente se lo lleve para prepararlos. Allí se pueden adquirir los panes, la charcutería rebanada, los embutidos, las salsas, etcétera.  

“La idea es que si te quieres llevar el kit para preparar en casa los sándwiches y los choripanes, puedas hacerlo”, recalca Tovar, director comercial del bodegón parrillero en La Castellana.

Precisamente, esa sede arriba a su primer aniversario el 24 de julio. Para ello, durante la semana del 18 al 23, tienen planeado ofrecerles a sus clientes descuentos, promociones y varias actividades con marcas aliadas.

Coordenadas

Los bodegones de La Montserratina, en La Castellana y Las Mercedes, abren todos los días, desde las 9:00 am. Más información @lamontserratinabodegon (Instagram).   

También le puede interesar: Masa madre, el secreto para un mejor pan

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram