Ron Carúpano celebra su entrada al mercado español

Ron Carúpano

La casa venezolana Ron Carúpano continúa su expansión a nuevos territorios, ahora con el anuncio de la entrada de la marca a España de la mano del distribuidor Qantima Group, que será responsable de garantizar la disponibilidad del destilado en las ciudades de Madrid, Barcelona, Valencia, Canarias, Zaragoza, Alicante, Murcia, Lleida y Andorra.

El vínculo de Ron Carúpano y España se remonta a los inicios de la marca, cuando en 1762 el Capitán español Félix del Fierro funda la hacienda Altamira en el valle de Macarapana, escribiendo así el primer capítulo de esta historia.

“La llegada de Ron Carúpano a España supera lo simbólico, para nosotros es el reencuentro de dos familias que se vuelven a abrazar después de muchos años. Por las venas de nuestro ron corren la tradición y la cultura española, es por ello que nos esmeramos en esta celebración”, expresa Lucía Alliegro, Directora de Mercadeo de Ron Carúpano.

Encuentros aquí y allá

En el marco de esta noticia se están llevando a cabo diversas acciones paralelas en restaurantes de Caracas y Madrid.

“Vimos la excelente oportunidad para unir a los venezolanos que hoy se encuentran conviviendo entre ambas culturas. Hemos diseñado actividades paralelamente en Madrid y Caracas, para juntos elevar las copas y brindar por los nuevos comienzos”, afirmó Alliegro.

Ron Carúpano es reconocido como uno de los rones Premium de Venezuela con más de 250 años de tradición. Un contexto exigente, un microclima excepcional, largos períodos de añejamiento y agua pura de manantial junto a la amplia trayectoria de maestría ronera, son elementos que diferencian a Ron Carúpano. Sus perfiles son obra de Carmen López de Bastidas, la primera maestra ronera en Venezuela, quien ha trabajado sin descanso, durante los últimos 30 años, para desarrollar los rones que comprenden el portafolio de la marca. Ron Carúpano es una marca abocada a crear experiencias que eleven las ocasiones a otro nivel.

También puede interesarte: Zafra 1991, cuando las cosechas guardan tesoros