Newsletter

Síguenos

Protestan en Italia por las reglas de reapertura de bares

El mítico Harry’s Bar de Venecia encabeza esta semana la protesta por las reglas que impedirán la reapertura de bares y restaurantes en Italia. Su propietario, Arrigo Cipriani, de 88 años, señaló que «con las reglas que ha impuesto el gobierno es imposible» abrir.

Muchos restauradores coinciden con Cipriani por considerar que es imposible obtener rentabilidad con varios camareros para servir solo a seis o siete clientes, a los que corresponde 4 metros cuadrados a cada uno por la distancia de seguridad, de acuerdo con el diario ABC. La reapertura se ve lejana.

El Harry’s Bar, lugar de encuentro de artistas como Charlie Chaplin, Ernest Hemingway y Arturo Toscanini, entre otros muchos famosos, es definido como un «monumento nacional» por el ministerio de Bienes Culturales. El bar restaurante cuenta con dos plantas de 40 metros cuadrados cada una, que acogen a unas 90 personas.

Cripriani explicó a diversos medios italianos que no abrirá hasta que no se acabe la norma de la distancia de seguridad entre los clientes: «La planta baja del local tiene una superficie de unos cuarenta metros cuadrados. Calculando que debe haber cuatro metros cuadrados para cada cliente, eliminando la superficie que ocupa el mostrador y el camino de los camareros, podría atender como máximo seis o siete clientes a la vez. Eso es una locura. Mientras dure la regla de la distancia entre las personas, permanecemos cerrados».

Nunca ha estado cerrado desde su apertura hace 89 años, salvo un breve paréntesis durante la Segunda Guerra mundial en 1943.

No abrirán 50 % de bares y restaurantes

Cipriani, con 27 filiales en todo el mundo, incluyendo capitales como Nueva York y Londres, se consuela porque podrá abrir el Harry’s Bar de Ibiza: «Todavía no he recibido ni un euro del gobierno italiano, mientras el español ya me ha anticipado 80.000 euros para abrir», afirmó Cipriani el pasado domingo en el canal La7.

Para no acumular pérdidas, alrededor de 50 % de restaurantes y pizzerías no abrirán esta semana, mientras dure esta fase 2 que impone la distancia social, según la Federación italiana (FIPE), la asociación líder del sector de restauración, con 300.000 asociados.

«Me duele decirlo, pero para muchos de nosotros no es conveniente reabrir», explica Roberto Calugi de la FIPE al diario italiano Il Messaggero, sobre la reapertura de los locales.

En algún caso, por desesperación, el propietario ha destruido el local, por miedo . Es el caso de Gian Mario Fenu, 59 años, protagonista de un gesto extremo, al destruir con una maza su local, Fanatic Pub, situado en Ploaghe, municipio de 4.700 habitantes en la provincia de Sassari (Cerdeña): «El invierno fue duro, con pérdidas –ha contado-. El coronavirus ha sido el mazazo final».

Las imágenes de Gian Mario Fenu descargando su rabia con la maza se han hecho virales en las redes sociales y ya están dando la vuelta al mundo.

También le puede interesar: Juanjo López: “La pandemia pasará factura a muchos negocios” 

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram