Mario Vargas Llosa presenta la nueva etapa de su Cátedra homónima en El Jaral de la Mira

Mario Vargas Llosa

El Jaral de la Mira, la fabulosa finca que los hermanos Sandoval (Coque) tienen en El Escorial, fue la sede de esta cita. La Cátedra Vargas Llosa inicia nueva etapa trabajando para mantener vivo el español escrito a través de distintas actividades y encuentros.

En la jornada se sirvió un ágape preparado por Mario Sandoval y con la participación del chef peruano José Olave.

En el evento participaron representantes del mundo de la cultura, la educación, académicos, empresarios, políticos y periodistas de 22 países distintos.

Poco después de que Vargas Llosa recibiera el Nobel de Literatura en 2010, un grupo de amigos del escritor creó una cátedra con su nombre para mantener vivo el español escrito.

Una década después, la cátedra busca acercar a los escritores de lengua española para que haya entre ellos comunicación, amistad e intercambios literarios constantes. Una tarea encomendada a tres destacadas personas del mundo cultural iberoamericano como son el peruano Raúl Tola, el español Ramiro Villapadierna y el argentino Darío Loperfido. Los tres, en palabras de Vargas Llosa, «liderarán los esfuerzos para que la Cátedra crezca y vaya cumpliendo sus objetivos».

La parte central de la jornada la inauguró Álvaro Vargas Llosa, hijo del escritor. Vargas Llosa hijo insistió en que el evento tiene vocación de «permanencia en el tiempo institucionalizado cada año, que sea, al mismo tiempo, una celebración de la libertad y de la cultura, y también un acto de recaudación de fondos privados para darle a la Cátedra Vargas Llosa una autonomía, una independencia moral, política y financiera”.

Mario Vargas Llosa
El Premio Nobel Mario Vargas Llosa

El almuerzo de la Cátedra Vargas Llosa

La finca el Jaral de la Mira es un lugar con mucha historia. Su territorio formó pate de los Parques Reales en la época de Felipe II. Hoy en día está en manos de los hermanos Sandoval, importantes hosteleros de Madrid. Mario Sandoval es cocinero, Rafael Sandoval es sumiller y Diego Sandoval es maitre. Los tres están al frente de Coque en Madrid Capital (restaurante de dos estrellas Michelin) y Coquetto, un concepto más informal, también en la capital.

Para este encuentro de la Cátedra Mario Vargas Llosa se ofreció un completo almuerzo. Hubo un variado cóctel inicial. También un apartado de platos tradicionales como un arroz del senyoret, unos calçots con romesco o lomo de vaca rubia gallega. Todo elaborado al aire libre.

Después siguió un menú a cuatro manos entre Sandoval y el chef peruano José Olave. En él no faltaron sabores de aquí con el famoso cochinillo de Coque. Ni faltaron sabores de allá con platos como el tiradito nikei de atún y la ocopa de camarones.

En los postres los invitados pudieron disfrutar de chocolate especiado y fruta de la pasión. Como acompañamiento liquido pudieron degustar Pazo San Mauro, Marqués de Riscal XR y champagne GH Mumm.

También le puede interesar: Noma 2.0 conquista la cima de The 50 Best