Las máquinas expendedoras de pizzas son el nuevo furor

pizzas maquina expendedora

No importa que tan hambriento te encuentres, ahora un cajero automático de pizzas es todo lo que necesitarás para aplacar el hambre a cualquier hora. Se trata de una innovadora idea que ha sido implementada por primera vez este año en distintas partes del mundo como Estados Unidos y España.

Una residencia de estudiantes en la Universidad de North Florida, Estados Unidos, instaló en enero un cajero que sirve pizzas calientes para todo el que lo pida. Las pizzas se rellenan previamente, antes de meterlas en la máquina, y se refrigeran en el cajero automático, luego se hornean al momento de realizar el pedido. La temperatura del horno interno puede llegar a los 232 grados centígrados para que la pizza se haga en apenas 3 minutos.

Es el primero de su tipo en una universidad de Florida y uno de los pocos cajeros en Estados Unidos, de acuerdo con CNN.

Estas máquinas, que funcionan las 24 horas del día, ya están empezando a verse en distintas partes del mundo. A principios de marzo, la pizzería Pizzorro, en Málaga, España, anunció que por primera vez estaba ubicando una de estas máquinas expendedoras que, según Jean Danuel Hagolle, dueño del negocio, sirve las pizzas exactamente igual que si se pidieran en el restaurante.

«Elaboramos cada día las pizzas de forma artesanal, con productos locales y frescos en nuestra cocina, y luego las ponemos a disposición de nuestros clientes de forma automática, para que puedan adquirirla recién hecha en menos de tres minutos. Es el mismo producto. No es como un vending de café; la máquina no hace la pizza, sólo la hornea», declaró Hagolle al diario Sur.

¿Cómo funcionan?

Pizza italiana

Según el rotativo malagueño, las pizzas preparadas son introducidas en la caja de cartón y luego colocadas en una cámara frigorífica con capacidad para 70 unidades, con la masa precocinada y los ingredientes frescos. Posteriormente, el ordenador administra las existencias, las fechas de caducidad y los parámetros de cocción de cada receta.

Los usuarios tienen 12 modelos para elegir con precios que oscilan entre los 5,9 y los 8 euros. El cliente puede llevarse la pizza y luego hornearla en casa u horneada ya in situ, y puede pagar con tarjeta o en efectivo.

Jean Daniel Hagolle tiene los derechos para distribuir este sistema en España, que ya existe en Francia, donde hay 750 puntos, y tras el de Málaga existen otros dos, uno en Guipúzcoa y otro en Girona.

También le puede interesar: Terrazas abarrotadas en el inicio de la Fase 1 en Madrid