Newsletter

Síguenos

Este insecto recibió el visto bueno de la EFSA

Recientemente, el gusano de la harina fue nombrado como el primer insecto seguro para el consumo humano por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA por sus siglas en inglés).

Un paso más a la entomofagia

Insecto Unión Europea / Gusano de la harina
Fuentes refieren que, cuando se seca, tiene un sabor similar al maní

Desde 2018, la legislación de la Unión Europea admitió el comercio y venta, bajo estrictas medidas higiénicas y de etiquetdo, de varios alimentos, entre ellos los bichos. Desde entonces, la variedad de productos derivados de estas criaturas aumentó de gran manera en el continente. Sin embargo, pese a toda la disponibilidad, la EFSA aún se encuentra en estudios para determinar la seguridad de cada uno de estos insumos, lo que podría llevar a que algunos salgan del mercado próximamente.

No fue hasta comienzos de 2021 que un insecto recibió el visto bueno de la entidad. El llamado gusano de la harina, forma larvaria del escarabajo Tenebrio molitor, pasa a la historia como el primero que se aprueba totalmente para el consumo humano en territorio europeo. Según expertos, esto abrirá las puertas a todo tipo de productos, preparados y ofertas gastronómicas que lo incluyan.

El acto de comer insectos, denominado como entomofagia, es una de las propuestas de la Organización de las Naciones Unidas para combatir el hambre a futuro y reducir la contaminación ambiental. Como algo frecuente en culturas de países asiáticos, africanos e incluso americanos, es una tendencia que gana cada vez más terreno en naciones donde no es común.

Desde la EFSA señalan que el insecto destaca por su alto contenido en proteínas, fibras y grasas. De tal manera, se puede convertir en una alternativa importante en la movida creciente de la alimentación sostenible. Asimismo, algunas fuentes refieren que, al secarse, el gusano de la harina posee un sabor similar al del maní.

Por los momentos, se llevará a debate la aprobación definitiva del insumo como un alimento permitido en toda la comunidad europea, proceso que puede tomar algunos meses. Asimismo, desde la EFSA indicaron que se encuentran estudiando otros siete tipos de insectos, de los cuales se espera tener el veredicto pronto.

“Nuestra evaluación de riesgos es un paso decisivo y necesario en la regulación de nuevos alimentos al ayudar a los responsables políticos de la UE a tomar decisiones basadas en la ciencia y garantizar la seguridad de los consumidores”, comentó Ermolaos Ververis, representante de la organización.

También le puede interesar: Animales, aliados inesperados de los viñedos

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram