Newsletter

Síguenos

La gastronomía francesa se quedó, por ahora, sin tórtolas

Si hay una ave a la que se considera una exquisitez en la gastronomía de varios países de Europa, esa es la tórtola. Esta especie migratoria se caza en el verano, entre agosto y septiembre, cuando los animalitos retornan al norte de África por un clima más cálido.

En Francia es un plato que termina siendo un manjar y se le prepara de distintas formas. Pero en lo que resta de 2020 no figurará en el menú de los restaurantes que lo ofrecían, debido a que un magistrado prohibió su caza de manera inmediata.

El pasado 11 de septiembre, el Consejo de Estado francés, echó para atrás un decreto, publicado el 28 de agosto por el Ministerio de Transición Ecológica y Solidaria, en el que daba su visto bueno para la cacería de 17 mil 460 ejemplares de esta ave para la presente temporada, según reseña Radio Francia Internacional (RFI).

Esta medida ha sido un “triunfo” para la Liga de Protección de las Aves y la Asociación One Voice, instituciones que habían solicitado a la justicia administrativa francesa revocar  el decreto de caza de las tórtolas.

Entre los argumentos planteados se precisa que esta especie silvestre ha disminuido casi en 80% en los últimos años. Entre otros puntos, el juez resaltó que este animal no era objeto actualmente de ninguna medida de conservación específica, y que la administración había aplazado, en particular, en vista del estado de emergencia sanitaria, la adopción del plan nacional de ordenación de la tórtola desde el primer semestre de 2020 hasta 2021.

Reforzar su protección

Meses antes, la Comisión Europea abrió un procedimiento de infracción contra Francia y España (su caza sigue autorizada), por no proteger adecuadamente a las tórtolas. Bruselas pidió a ambos países que ‘‘refuercen su protección, tal como exige la legislación de la UE en materia de protección de aves silvestres”.

En un comunicado precisaba que “era una ave muy común en los hábitats agrícolas de Europa, pero ahora está amenazada, lo que ilustra cómo las presiones de la agricultura y la caza contribuyen a la pérdida de biodiversidad”.

También le puede interesar: Siete platos franceses que hay que probar

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram