Fierro reivindica lo mediterráneo en su nueva temporada

Fierro reivindica la cocina mediterranea
Fierro reivindica la cocina mediterránea / Foto: Mateo&co

Hace 14 años aterrizaban en Valencia los chefs argentinos Carito Lourenço y Germán Carrizo para emprender una aventura que les llevaría a crear en 2015 una propuesta única en España que responde al nombre Fierro. Dejaban atrás su Argentina natal para recorrer un camino hacia lo mediterráneo que les ha llevado a ser condecorados este mismo año con el “Plato Michelin” de la Guía Roja.

En este restaurante, que cuenta con una única mesa para 12 comensales, los chefs apuestan por el producto de su entorno y los sabores cotidianos. De ahí que en su nuevo menú degustación se puedan encontrar gamba de Dénia, trufa de Sarrión (Teruel), calabaza de Meliana, chirivía de la zona de Puig, arroces de la Albufera, hierbas y micro brotes de Xátiva o tomate de El Perelló, por citar algunos de sus grandes productos.

Se trata de una visión muy particular de la cocina mediterránea, ya que a veces se dejan entrever algunos guiños a otras cocinas del mundo, como la argentina o la italiana. Buena muestra de ello son platos como “Gamba criolla”, “Ánguila en baña cauda” o “Pato asado”, por citar algunos.

Su pasión por lo mediterráneo se extiende también a la bodega, con la sumiller Eva Pizarro al frente. Como apasionada del terroir, esta sumiller que ha pasado por restaurantes como Casa Marcelo (1 estrella Michelin, Santiago de Compostela) o Arrop (1estrella Michelin, Gandía), a la hora de elaborar la carta de vinos de Fierro, apuesta por aquellos que son fieles a la tierra, ya sean referencias internacionales o vinos de pequeña producción de la zona.

Por último, destacar que Fierro se convertirá el próximo 3 de marzo en una de las paradas obligadas para los asistentes al Valencia Culinary Festival 2020. Ese día recibirán al chef Vasco Coelho (Euskalduna Studio, Oporto) en su casa para realizar un menú 6 manos en el que no faltarán los productos de temporada, grandes dosis de creatividad y, sobre todo, mucho sabor.

También le puede interesar: Ostras y champán reinventan el restaurante Kuc