Congreso Féminas: día 1

Féminas
Féminas, ponencia de la Asociación de Cocineras Tradicionales de Oaxaca // Imagen: Damián Arienza

Féminas, un congreso que aúna gastronomía, mujeres y medio rural se anunció en la pasada edición de Madrid Fusión. Recuerden que este último congreso, por cuestiones relacionadas con COVID, pasó de celebrarse a finales de enero, a programarse del 31 de mayo al 2 de junio. Féminas se ha celebrado en Asturias del 13 al 15 de septiembre de 2021.

Sorprende que, en el escaso tiempo transcurrido entre el anuncio y su ejecución, la organización, orquestada por Vocento, haya podido reunir a tantas voces femeninas. Algunas de ellas, llegadas de puntos distantes del planeta. Como es el caso de Leonor Espinosa, la artista plástica que años ha devino en cocinera. Desde su restaurante Leo, en Bogotá, deleita paladares con ingredientes y técnicas ancestrales, y también lidera un movimiento de visibilidad de mujeres relacionadas con la gastronomía.

Féminas
Benjamín Lana, director de la división de Gastronomía del Grupo Vocento en la inauguración de Féminas

O la argentina Narda Lepes, de Narda Comedor, que en la actualidad está trabajando en el reconocimiento a la mandioca, el cuarto carbohidrato más consumido del mundo, cultivado en su gran mayoría por mujeres, y al que no se le da el valor que se merece. 

También la chilena Victoria Blamey, quien triunfa en Nueva York con su restaurante Mena. Y un grupo de mujeres oaxaqueñas, pertenecientes a la Asociación de Cocineras Tradicionales de Oaxaca (México). Vinieron a dar una ponencia y, por supuesto, a cocinar (de eso no se libró ninguna). También a recibir el premio ‘Guardianas de la tradición’.

De más cerca, vinieron la cocinera portuguesa Justa Nobre, con restaurante en Lisboa, y la italiana Viviana Varese, con restaurante en Milán. Por supuesto, también cocineras españolas, guisanderas asturianas, personal de sala femenino, y alguna que otra periodista.

Féminas y el transcurso de la primera jornada

Féminas
Ponencia de la Asociación de Cocineras Tradicionales de Oaxaca

La jornada comenzó con un reconocimiento unánime a las cocinas tradicionales como base de la gastronomía, así como la puesta en valor del entorno rural. La cocina y las cocineras tradicionales tuvieron un papel protagónico durante toda la mañana. Sobre todo por la presencia de dos importantes asociaciones de mujeres: el Club de Guisanderas de Asturias y la Asociación de Cocineras Tradicionales de Oaxaca. Esta última asociación recibió el premio ‘Guardianas de la Tradición’. Un premio otorgado en Féminas por su labor de protección del legado de lo mejor de las variadas cocinas de México.

Narda Lepes, la cocinera argentina, centró su ponencia en las mujeres de la mandioca. De la mandioca -en español también conocida como yuca- hay dos variedades: la dulce y la amarga. A simple vista, es imposible diferenciarlas, pero sí tienen zonas de cultivo diferenciadas.

Féminas
Ponencia de Narda Lepes en Féminas

«El cultivo de mandioca amarga se realiza en zonas conflictivas y difíciles», afirma Lepes. La mandioca amarga es venenosa, y hubo un movimiento para modificarla genéticamente.

«Las comunidades que se dedican al cultivo y recolección de mandioca, en su gran mayoría compuestas por mujeres, se negaron de plano. Prefieren eliminar el veneno al procesarla, ya que de este modo se aseguran que no haya robos en los cultivos y que crezca sin plagas», sostiene Lepes. Al parecer, la mandioca amarga es mucho más resistente y crece con mayor facilidad. «La mandioca asienta territorio en zonas rurales y pobres y su recolección corre a cargo de mujeres”, concluyó la argentina.

Féminas
Ponencia de Justa Nobre (a la derecha)

La portuguesa Justa Nobre resaltó los valores de la cocina de Tras-O-Montes y compartió con todos los asistentes su máxima: «Sembrar sabor, cosechar memorias». Precisamente con Justa tuve ocasión de almorzar en esta primera jornada en el restaurante Vista Alegre, en Colunga. Todas las cocineras invitadas tenían previsto cocinar en algunas de las jornada. Y no en el escenario, que también. Sino en alguno de los almuerzos o cenas organizadas para los asistentes. Justa, que le tocaba cocinar en el almuerzo de la segunda de las jornadas, me lanzó un reto: «¡A ver si adivinas que voy a hacer!». «Bacalao a bras», le espeté. «Casi. Bacalao, por supuesto. Pero no será a bras», me contestó. Tengan en cuenta que difícil era errar: el bacalao es, en Portugal, el pescado nacional.

La mañana de ponencias concluyó con una mesa redonda. Intervinieron Amaranta Rodríguez de Culler de Pau, Marián Martínez del Cenador de Amós y Sandra Manzano de Casa Marcial. En la mesa, moderada por la periodista Rosa Rivas, disertaron sobre el papel de las mujeres como profesionales de sala. También como gestoras de restaurantes situados en entornos rurales. Como conclusión, entre todas pidieron una mejora de los horarios para el sector. Martínez concluyó: «El futuro de la gastronomía pasa por los pueblos».

Féminas
De izquierda a derecha: Marián Martínez, Sandra Manzano, Rosa Rivas y Amaranta Rodríguez

Una tarde distendida

Por la tarde, en el transcurso de una visita al Museo Jurásico, se organizó un ‘Féminas talks’. Una distendida actividad moderada por la periodista Ana Vega y por Benjamín Lana, director de la división de Gastronomía del Grupo Vocento. En esta actividad, ambos moderadores fueron llamando a varios de los asistentes, en algunos casos por sorpresa, para preguntarles sobre algunos aspectos de la gastronomía.

Ana Vega y Benjamín Lana, moderadores en Féminas Talks

No me libré de una de estas llamadas. Ana Vega me pidió subir al pequeño escenario para contestar a una pregunta. «Si a un cocinero le llamamos chef, ¿crees que la palabra también debería decirse en femenino?». En mi opinión, sí, ¿por qué no? Aunque Vega me pilló de sorpresa: no es algo que tenga meditado. Eso sí, aproveché la ocasión para manifestar que si alguien piensa que faltan mujeres en la alta gastronomía y creen que es porque no tienen el mismo nivel, se equivocan. Si no están ahí es, simplemente, porque no quieren estarlo. Seguimos informando.