Newsletter

Síguenos

Fariña lanza su nuevo vino Gran Colegiata «Original»

Colegiata fue la marca que Bodegas Fariña, ubicadas en Toro, España, utilizó para comercializar sus primeros vinos elaborados con la Tinta de Toro, durante los años 70. Fue el origen o punto de partida de su gran historia. Un nuevo enfoque de cómo, a juicio de Manuel Fariña, su director, debía ser el vino de Toro en un ya avanzado siglo XX.

El Gran Colegiata Reserva fue el primer vino de la bodega que en los años 80 tuvo un gran reconocimiento internacional y el que abrió las puertas a los mercados exteriores. Pero, además, consiguió que, tanto la prensa especializada como el mercado nacional, comenzaran a tener en cuenta los vinos de la región y a cambiar el concepto que se tenía de ellos. Esto supuso un punto de inflexión para Fariña y para el desarrollo de la Denominación de Origen Toro, como indica la bodega.

El recuerdo de un vino: Gran Colegiata

Es por esto que Fariña ha lanzado su nuevo vino Gran Colegiata «Original», después de casi medio siglo elaborándolo. La bodega pretende destacar su importancia, evocando la imagen del primer Gran Colegiata, que se embotelló en una botella borgoña -que en su día representaba el máximo estándar de calidad-.

Esa misma botella llevaba en su etiqueta el gran monumento histórico de Toro, la Colegiata. Lo mismo que ha querido transmitir con un vino estructurado y rotundo, pero a la vez amable. Un vino que quiere responder al gusto de un consumidor actual, sin perder de vista de dónde es y de dónde viene.

Manu Fariña, director técnico de la bodega, señala que “el objetivo es que sea un icono para la bodega. Un gran vino que esté por encima de modas, atemporal y que continúe siendo parte de la historia de Fariña y de Toro”.

También le puede interesar: Paul Bocuse, maestro eterno de la gastronomía francesa

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram