Newsletter

Síguenos

Dani García: «Hay más vida después de las estrellas Michelin»

El chef malagueño Dani García no tocó la cocina de Madrid Fusión 2019. Entró al escenario, parsimonioso, a explicar algo que ya había anunciado en diciembre pasado, que cerrará su restaurante homólogo en Marbella en una decisión «difícil, pero personal», tras obtener su tercera estrella Michelin el pasado noviembre.

El cocinero mostró, en primer lugar, un video del momento en el que anunciaba el cambio a su equipo de cocina: «No hay ninguna segunda primera vez», decía. Con voz enfática afirmaba que la tercera estrella Michelin les había dado la gloria, pero que ahora el reto era más grande porque habían llegado a un top.

«Ya esto nos queda pequeño, dicen que es alta cocina pero estoy hasta el culo de escuchar sobre la alta cocina, no somos alta cocina, solo cocineros”. El planteamiento no llega por obra del azar a la cabeza del cocinero, que ya suma 20 años de experiencia en los fogones, sino que ha sido producto de un largo meditar sobre las exigencias personales que conlleva el mundo de la restauración.

Así, afirmaba que “2019 será la última temporada de Dani García Restaurante”. El chef se dedicará a cocinar pero desde un punto de vista más sencillo, sin las demandas de la haute cuisine, en un restaurante con otro concepto y que podría abrir en varias ciudades en los próximos años.

“Siempre he querido pensar en grande, pero ahora he querido crecer de otra manera; es decir, por qué no funcionar con costos inferiores a los 50 euros pero con la idea y concepto de un tres estrellas Michelin”.

Dani García Madrid Fusión 2019
Dani García junto a su madre en Madrid Fusión 2019 / Foto: Carlos Aranguren

En principio, relató García, su madre no aprobó la decisión. El asunto se tornó en un momento jocoso durante su intervención en el auditorio del Palacio de Congresos, donde se presentó junto con su madre, Isabel Reinaldo, que le reprochaba el abandonar el camino de las estrellas. Dejó el micrófono abierto y convirtió el espacio en una rueda de prensa.

«Al principio me lo tomé muy mal, yo no lo creía prudente; ya me he hecho a la idea porque todo el mundo me ha dicho que es lo mejor que puedo hacer», ha comentado la madre, resignada.

No fue más que una forma del chef de hablar de tú a tú, con honestidad, desde el hombre y no desde el chef, a un público ávido por ver una gastronomía explosiva, irreverente y, en ocasiones, llena de atavíos. Por esto, el menú especial del nuevo local se llamará Madre.

“Mi sueño es llevar la cocina andaluza por todo el mundo”, señala, por tanto no es una despedida. «Hay más vida después de las estrellas Michelin».

“Estoy un poco cansado, no me estorban las estrellas Michelin, pero una vez en México me llamaron para decirme que se habían molestado en España porque yo no estaba cocinando. Quiero estar tranquilo en cualquier lugar del mundo, esto ha sido una cuestión personal de vida, porque no quiero que se mosqueen si el chef está en Shangai”.

García agregó que no se trata de rentabilidad del negocio: “No es una cuestión pura y dura de rentabilidad, aunque los otros (BiBo, Lobito de Mar) dan más rentabilidad y los eventos suponen 20% de la facturación del grupo, es de corazón, de necesidad, y de objetivos”.

Este proyecto anunciado por García, se suma al nuevo programa de cocina de TVE titulado Hacer de comer, que será conducido desde marzo por el tres estrellas, en relevo de los hermanos Torres.

También puede interesarte: Ángel León juega con el mar y reivindica la emoción por la sal en la cocina

                                                                                                                      @Patifini

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram