¿El cilantro le sabe a jabón? La razón podría ser genética

Cilantro
Hay un motivo científico que explica el porqué de la aversión al insumo

Aunque pueda ser un insumo infaltable en muchas cocinas y culturas, el cilantro no es del agrado de todos. Incluso, algunos pueden llegar a considerarlo como incomible y hasta pueden percibir un sabor que les recuerda al jabón al probarlo.

Sin embargo, esta aversión por la hierba puede ser más que un simple gusto y podría tener una respuesta más científica. Según algunas investigaciones, la razón por la cual se puede detestar el cilantro podría derivar de la genética.

El estudio “Sabor jabonoso del cilantro vinculado a variantes genéticas“, publicado en la revista Nature, señala que “la aversión a las hierbas se atribuye a genes que codifican los receptores del olor y el gusto”.

Si odias el cilantro, no estás solo

Cilantro

Los autores de la investigación destacan que figuras como Julia Child, famosa presentadora de la televisión culinaria estadounidense, comentaba no ser amante del cilantro. Además, de cómo hay muchos memes o contenidos que hacen burla del producto en las redes sociales.

Gracias a una encuesta a más de 30.000 personas, se lograron evidenciar “dos variantes genéticas relacionadas con la percepción del cilantro, la más común de las cuales está en un gen involucrado en la detección de olores“.

Asimismo, destacan otro experimiento liderado por el neurocientífico Charles Wysocki. Enfocándose en gemelos y mellizos, Wysocki encontró que en el primer caso, en el que había mayor coincidencia de genes, los gemelos concordaron en su criterio en relación con el cilantro, que podía ser aprecio u aversión. Mientras, en el caso de los mellizos, que comparten menos carga genética, las discrepancias eran mayores, lo que ayudó a aclarar la importancia de este aspecto en el gusto por la hierba.

Por su parte, otro trabajo publicado por Research Gate también refuerza esta teoría. Titulado “Una variante genética cercana a los genes del receptor olfativo influye en la preferencia por el cilantro”, se basó en un análisis a más de 14.000 personas. Siendo una muestra más del porqué puede generarse tal disgusto con el ingrediente.

También le puede interesar: Cómo tratar especias según Mónica Haldar

Con información de Nature y ResearchGate