El cacao como vía de escape a la violencia en Costa Rica

0
167
Cacao Costa Rica
Muchas mujeres han encontrado refugio en un campo de cacao costarricense

En Costa Rica, país donde el machismo y la violencia de género son un problema del día a día, una plantación de cacao se ha vuelto el refugio para las mujeres afectadas, quienes han encontrado una nueva oportunidad en torno al preciado insumo.

La periodista Iris McCarthy de Fine Dining Lovers se embarcó en un viaje por la nación centroamericana, relatando las vivencias de mujeres que huyen del maltrato y que han encontrado un nuevo hogar y nuevas amistades entre granos y chocolates.

McCarthy, tomando en cuenta la seguridad de las involucradas, no revela datos de ubicación del sitio ni identidades de las trabajadoras. Solo comenta que se trata de una de las tantas plantaciones en las cercanías del Volcán Arenal, lugar lleno de vegetación a varios kilómetros de San José, capital “tica”.

Unidad entre plantas de cacao

Cacao Costa Rica
Las mujeres trabajan el insumo para producir todo tipo de derivados

Este templo del cacao es liderado por “Fernando López”, quien lo adquirió en 2010. El agricultor, que no se esperaba jamás que sus terrenos se convirtieran en un espacio de seguridad para las mujeres, vio como muchas féminas llegaban pidiendo ayuda y trabajo ante situaciones de maltrato.

“Para Fernando, es más que su deber como empleador garantizar el bienestar de las mujeres que han acudido a él en busca de refugio; lo ve como un mandato de una autoridad superior», cita la periodista. “Dios me dio una misión y estoy tratando de hacer lo correcto. Rezo para que todas ellas encuentren la felicidad algún día. Creo que este lugar les da la oportunidad de empezar de nuevo”, son algunas palabras de López.

McCarthy apodó estos campos de cacao como “La Hermosa”. Allí, personas como “Louisa” encontraron un nuevo empleo para subsistir de manera digna, además de un camino para dejar atrás parejas abusivas u otras situaciones de violencia.

Cacao Costa Rica
La Hermosa, como apodó McCarthy al lugar, es un sitio de solidaridad y apoyo entre mujeres

Hoy en día, muchas de las trabajadoras han forjado relaciones fuertes. “Me gusta estar aquí porque me salvó la vida. Las chicas son más que mis amigas. Somos como hermanas”, comenta “María”.

El apoyo mutuo es uno de los valores fundamentales en La Hermosa, donde se trabaja día a día no solo para producir cacao y productos de calidad, sino para luchar contra los valores negativos de la sociedad.

También le puede interesar: En la búsqueda del gusto con Jordi Roca

Comentarios

Dejar respuesta
Por favor, escribe aquí tu comentario
Por favor, introduce aquí tu nombre